La democracia no solo se ejerce en una época, sino se ejerce en todos los tiempos de la humanidad: Rigoberta Menchú

Durante su disertación de la Conferencia Magistral “La participación de las mujeres indígenas en las elecciones”, llevada a cabo en el marco del 25 aniversario del TEEM; la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú Tum, se pronunció por acabar con la estigmatización de las y los indígenas, así como por abrir la participación de mujeres para ser designadas como candidatas a cargos de elección popular.

 

Destacó el enorme trabajo de profesionalización y preparación que lleva a cabo el Tribunal Electoral a fin de que las elecciones en el Estado de México sean un ejemplo de participación ciudadana.

 

Estableció que, a lo largo de un cuarto de siglo, el TEEM ha evolucionado, acumulado una enorme experiencia, por lo cual su rol en las próximas elecciones será muy importante pues la democracia no solo se ejerce en una época específica, sino que requiere que las personas que integran las instituciones estén en permanente preparación para aplicar las normas.

 

Asimismo, destacó que son los caminos de la paz y el diálogo los instrumentos políticos para fortalecer la convivencia pacífica y dejar una huella positiva en las personas a fin de que contribuyan en el crecimiento del estado de derecho en una elección voluntaria y libre, sin confrontaciones.

 

Se pronunció por continuar con los esfuerzos para visibilizar a los pueblos indígenas, para acabar con la marginación y a elevar la participación de indígenas en partidos políticos, pues todavía es poca y debe acrecentarse, comentó la Nobel luego de insistir en la necesidad de practicar políticas de paridad de género en favor de las mujeres para empoderarlas.

 

Reconoció que las mujeres indígenas padecen pobreza, violencia, maginación y discriminación, también machismo que frena e inhibe su participación, por ello es urgente impulsar acciones vinculadas con la visibilidad, con la complementariedad y la reciprocidad; además refirió que el ejercicio del voto representa la participación sin discriminación de todas las personas y es la mejor vía para ejercer derechos.