Mauricio Medina, presidente de la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (Amave) ha dicho que existe una falta en la capacidad de emplacamiento en la Ciudad de México y esto ha detenido inversiones que pudieran beneficiar la recuperación de la economía.

Además apuntó, que en las empresas están buscando opciones como emplacar en otros estados como Puebla y Morelos, pero necesitan que las autoridades se agilicen en la capital.

“Históricamente en la Ciudad de México, Estado de México, Jalisco y Nuevo León es donde más se necesita emplacar. En la capital de la República batallamos mucho en temas de trámites, lo cual ha llevado a muchas arrendadoras a otros estados. Está complicando una inversión detenida por tres semanas”, señaló.

La problemática se basa en que el arrendamiento de vehículos está creciendo por las condiciones económicas de las empresas, pues recurren a esta opción en lugar de comprar. Esto genera que las empresas que rentan las unidades tengan que adquirir nuevas con beneficios en consumo de combustible y no puedan ponerlas a trabajar.

Medina explicó que creció 7.4 por ciento, de diciembre a marzo, el arrendamiento en el transporte de carga, camiones, tractocamiones y vehículos ligeros, para los trayectos de última milla, utilizados por servicios de paquetería, ante el alza del comercio electrónico.

Por otro lado, el ejecutivo señaló que el sector turismo también se está recuperando y esto es importante, porque los viajeros de negocios, y en menor medida los de placer, requieren de unidades para transporte.