Se ha implementado la marca “Agave Responsable Ambiental (ARA)”, el tequila será la primera bebida alcohólica en el mundo en certificarse como libre de deforestación.

El objetivo de la certificación ARA es que para el año 2027 la cadena productiva agave-tequila estará libre de deforestación para lo cual, a partir de este año, no se recibirá y no se registrará ante el Consejo Regulador del Tequila (CRT) ninguna plantación que venga de un área deforestada después del 2016.

La idea de contar con una marca que informe a los consumidores que se trata de un tequila responsable con el medio ambiente, y en cuya producción no se degradaron bosques ni selvas, fue presentada en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Madrid a finales del 2019 (COP-25).

“En aquella ocasión, se acordó con instancias internacionales diseñar y certificar un protocolo de agave-tequila cero deforestación, con base en un mapa de elegibilidad para limitar la producción en aquel territorio que puede representar un daño a los bosques de Jalisco”, señaló la coordinadora general estratégica de Gestión del Territorio del gobierno de Jalisco, Patricia Martínez Barba.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Sergio Graf Montero, en 20 años (de 1993 al 2013) el estado de Jalisco perdió 729,000 hectáreas de bosques y selvas que se han convertido a pastizales.

“La actividad ganadera, el cultivo de agave y aguacate son consideradas las causas directas más importantes de deforestación en Jalisco”, aseguró.

“En el 2007 con aquel boom tequilero se dio un primer pico de deforestación, y recientemente, debido también al incremento del precio del agave, ha habido nuevos picos de deforestación en el estado”, comentó.

Explicó que el área de elegibilidad, en la que se podrá plantar agave variedad Azul Tequilana Weber, queda con una extensión de casi 3 millones de hectáreas, que es la superficie que hay en Jalisco de zonas agrícolas ya existentes hasta antes del 2016.

El expresidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT), Rodolfo González, destacó que pese a que el 2020 fue un año atípico y difícil por la pandemia de Covid-19, el tequila rompió tres récords: producción de agave, producción de tequila y exportación.

Detalló que la cadena agave-tequila la conforman 70,000 familias que viven del sector, 163 empresas productoras, 19,000 agaveros y más de dos millones de jornales al año en el campo mexicano.

Sobre la derrama económica que genera el sector, indicó que la industria aporta anualmente más de 6,400 millones de pesos en pago del IEPS y las exportaciones anuales ascienden a 2,500 millones de dólares.

Refirió que el tequila está protegido en 55 países incluyendo sus dos principales mercados: Estados Unidos y la Unión Europea.