Con acceso controlado y la aplicación de todas las medidas de sanidad, los 120 panteones civiles, públicos y privados que hay en la Ciudad de México podrán abrir con motivo del día de las madres en su horario habitual este fin de semana y el 10 de mayo, informó el gobierno capitalino.

Lo anterior gracias a la reducción de hospitalizaciones y contagios de Covid-19 que ubica a la capital del país en semáforo amarillo a partir del 10 de mayo.

“La Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México (SECGOB), la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), las 16 alcaldías y los administradores de cementerios trabajarán de manera coordinada para aplicar dispositivos de seguridad y vigilancia sanitaria en estos espacios”.

El monitoreo, informó el gobierno capitalino, será constante para evitar multitudes o cualquier actividad que ponga en riesgo la salud de los habitantes y visitantes de la metrópoli.

“Durante este fin de semana y el 10 de mayo, se implementarán filtros sanitarios con toma de temperatura para poder ingresar. Además, dentro de las instalaciones, los visitantes no podrán reproducir música, deberán respetar los protocolos, portar en todo momento cubrebocas y mantener la sana distancia”.

A efecto de prever aglomeraciones, el gobierno capitalino sugiere a las familias programar sus visitas y organizarse en grupos de máximo cuatro personas para poder ingresar a los mausoleos durante el horario permitido en lapsos de 40 minutos por grupo familiar.