De acuerdo con The Verge, poco más de 200 personas marcaron a la línea pública de la corte, y en su mayoría eran niños que gritaban “Free Fortnite” o “Por favor juez, haga que Fortnite regrese a móviles”, además de que otros directamente promocionaron su canal de YouTube o simplemente ponían música de Travis Scott de fondo.

En Twitter el hashtag #FreeFortnite se hizo tendencia en cuestión de minutos, pues no había pasado mucho tiempo desde que el juicio inició y todo mundo empezó a inundar las redes sociales exigiendo que se apele a Epic en contra de Apple y que su popular juego, Fortnite, regrese a la App Store.

Esto se debió a que la compra de PaVos, la moneda interna de Fortnite, infringía varias políticas internas de venta en ambas tiendas tanto de Apple como de Google. Las ganancias iban directamente a Epic, sin dar ningún tipo de regalías a las compañías ya mencionadas, esto no fue del agrado de Apple ni de Google en lo absoluto y decidieron dar de baja el juego indefinidamente de sus plataformas y tiendas.

Epic alega que estas medidas incitan al monopolio, pues Apple quiere quedarse con la mayoría de las ganancias que existen en las compras in-game gracias a microtransacciones. Sin embargo, Apple declara que esto va en contra de sus políticas internas, y que si el juego va a estar de manera gratuita en su tienda, deben recibir algún tipo de regalía económica, y en este caso sería en las compras dentro del juego.