Los candidatos de Redes Sociales Progresistas (RSP), organizaron un mitin para presentar ante habitantes de Iztapalapa sus propuestas de campaña, pero los ánimos se elevaron tanto que el aspirante a alcalde por esa demarcación, Héctor Hernández, terminó cantando cuatro canciones de su autoría y puso a bailar a la militancia.

Con su característica picardía, el exvocalista de Los Ángeles Azules, comenzó con un ritmo lento, para poco a poco ir subiendo la intensidad, misma que contagió al público, quienes en un principio se cohibieron y dudaron para ponerse de pie, pero conforme sonaban las notas musicales, algunos se levantaban de sus asientos para mover sus cuerpos.

Esa misma energía la compartían Pedro Pablo de Antuñano, presidente estatal del partido; Luz Naranjo, presidenta del partido en Iztapalapa; el aspirante a diputado local por el distrito XXII, Édgar Montero; el diputado por el distrito XXVI en Coyoacán, Bernardo Espino; así como los candidatos a concejal en Iztapalapa, Norma García y Javier Tello.

Poco a poco el salón “el Primo” ubicado en las inmediaciones de la alcaldía, se fue llenando de la alegría y el entusiasmo característico de los abanderados de RSP, en donde el primero en mostrar sus pasos fue Bernardo Espino, quien invitó a una de las asistentes a que lo acompañara en la recién convertida pista de baile.

Es así que lo que pintaba para ser un acto de campaña, terminó en una amena tarde, armonizada con la potente voz de Héctor Hernández, quien confía en que la fuerza política que lo cobija, lo llevará al triunfo en Iztapalapa.

Por su parte, Pedro Pablo de Antuñano, dijo que con RSP se están rompiendo paradigmas, pues al estar integrado de artistas, comerciantes, jóvenes, feministas, deportistas, empresarios, entre otros, se busca refrescar y reformular las prácticas de participación, con lo cual se cortan las costumbres tan arraigadas de los viejos partidos políticos.

“Hacer un nuevo partido político, tenía que ir acompañado de una nueva forma de hacer política”, indicó.

Detalló que particularmente en Iztapalapa, las mujeres están levantando el movimiento progresista, en donde la plantilla que contiende por los cargos públicos, a reserva de Edgar Montero y Héctor Hernández, están conformada de mujeres.

“Esa es la razón por la que se están haciendo bien las cosas en Iztapalapa, porque las mujeres tienen capacidad de persuasión y de esfuerzo, muchas veces más sólida que los hombres” destacó.

A su vez destacó que el RSP diseñó un conjunto de programas enfocados al bienestar de la ciudadanía, entre los cuales se encuentran el Plan Minerva que concentra 147 órdenes de operación para la atención a las mujeres; el Plan Nicanor enfocado a la protección de derechos de niñas y niños; así como el Plan Ángel para la reactivación económica, a través del recorte de presupuesto al Congreso de la Ciudad de México, para quitarle recursos a los diputados, que en muchos casos no contribuyen en nada.

“En Redes Sociales Progresistas estamos planeando sanar. Sanando con políticas públicas bien estructuradas, bien evaluadas y solventadas teórica, técnica y metodológica mente, para en conjunto volver a respirar con dignidad”, aseguró.

Agregó que el partido es de contenido, de propuestas específicas, que buscan generar un cambio, con un proyecto de mediano y largo aliento para nuestros hijos, nietos y para que podamos caminar en paz.

“Lo que estamos planteando es que nuestro voto sea tan caro, que nadie lo pueda comprar porque es un voto de conciencia”, afirmó.

Asimismo, convocó a los candidatos de RSP a continuar caminando como hasta ahora lo han hecho para poner el ejemplo. “Sigan caminando a la vanguardia, ya que este partido tiene como vanguardia a las mujeres y a los jóvenes, quienes son los que están haciendo el desarrollo político organizacional”, concluyó.

Cuando las quinta pareja se levantó a bailar, el presidente del partido llamó a la calma e interrumpió el evento, pues recordó que la contingencia sanitaria aún no termina y hay q actuar con responsabilidad, “no bajar la guardia hasta que las autoridades sanitarias así lo determinen” can señalar que el evento fue con sana distancia, cubrebocas y gel antibacterial. Y aunque a los bailarines espontáneos no les gusto la idea del todo se retiraron del lugar bien bailados.