La agencia Roscosmos de Rusia anunció que construirá su propia Estación Espacial para 2025, abandonando la actual Estación Espacial Internacional (EEI), que fuera lanzada en 1998 en conjunto con Estados Unidos.

De acuerdo con, Yuri Borisov, primer viceministro de Rusia,  la salida de la EEI y la construcción de su propia Estación Espacial, se debe principalmente a motivos de seguridad para los cosmonautas, pues el actual centro de investigación ya es obsoleto.

Borisov mencionó que la situación actual con la EEI es riesgosa, pues las estructura está fallando mucho últimamente y el metal se está haciendo viejo, en poco tiempo esto podría llevar a una catástrofe que prefieren evitar para sus investigadores.

A diferencia de la EEI, la Estación Espacial de Rusia será un proyecto exclusivo de dicho país; si bien se han puesto en contacto con aliados internacionales (que no se dieron a conocer), la financiación, diseño y demás será provisto por el gobierno ruso.

Rusia señala que el módulo central ya está en desarrollo y se espera esté listo para su lanzamiento en algún punto del 2025, año en que todos sus cosmonautas y desarrollos ya deberían de haber salido de la EEI, o en vías de abandonar dicho centro de investigación por completo.