El cambio realizado por las comisiones del Trabajo y Previsión Social y la de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados podría eliminar la subcontratación laboral de la ley mexicana.

Este cambio prohíbe el uso del outsourcing en las dependencias del gobierno federal, excepto en los casos en que las empresas estén registradas en el padrón que se creará para este fin, tratándose para servicios u obras especializadas.

A partir de estas nuevas modificaciones, se deberán hacer cambios dentro de la sustitución patronal y el insourcing. En este sentido, lo más importante es que las empresas de capital humano no podrán ser consideradas patrones de los trabajadores que coloquen en las otras compañías. De lo contrario, se enfrentarán a multas fiscales, laborales y penales.