Niños de entre 6 y 11 años del municipio de José Joaquín de Herrera, en la Montaña Baja de Guerrero, han sido integrados a  la policía rural de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores.

Es importante señalar que esta decisión se tomó durante una asamblea comunitaria en donde se acordó que 30 niños recibieran adiestramiento para formar parte de la policía comunitaria y defenderse del grupo criminales.

El coordinador de la policía comunitaria de pueblos fundadores, Bernardino Sánchez Luna, aseguró que este adiestramiento se continúa dando debido a que los ataques no han cesado en la zona.