El presidente de Argentina, Alberto Fernández, se contagió de Covid-19 casi dos meses después de haber recibido la segunda dosis de la vacuna Sputnik V que hace que la enfermedad transcurra de manera leve, confirmó este sábado su equipo médico tras una prueba PCR que arrojó resultado positivo.

“No tengo la menor idea de cómo me contagié. Soy alguien que se cuida mucho. Si no fuera por la vacuna, la estaría pasando muy mal”, dijo el presidente

Fernández, quien cumplió 62 años el viernes, se había administrado el 21 de enero la primera dosis de la vacuna Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya, y el 11 de febrero, la segunda.

El jefe de Estado “se encuentra estable, asintomático, con parámetros dentro de rangos de normalidad”, indicó su médico, Federico Saavedra.

Fernández está aislado en una habitación de huéspedes de la residencia presidencial de Olivos, en el norte de Buenos Aires.

Su esposa y primera dama, Fabiola Yáñez, de 39 años, informó en las redes sociales que su test de antígenos dio negativo.

En Argentina, de 45.4 millones de habitantes, se ha vacunado hasta el sábado a 4.1 millones de personas. El país está sufriendo la segunda ola de coronavirus. Registra más de 2.3 millones de contagios y supera los 56 mil fallecidos.

Cabe mencionar que Argentina ha recibido 6,7 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19, de las cuales 3,9 millones son de Sputnik V.