La Bartonella son bacterias que se encuentran en pulgas y garrapatas. Históricamente se le asocia con la enfermedad por arañazo de gato, y hasta hace poco se pensaba que era únicamente una infección de corta duración o autolimitante, ya que suele manifestarse con una ampolla en el lugar del rasguño o mordedura de gato, aunque también puede causar inflamación de ganglios, fiebre y dolor de cabeza.

En el estudio, dirigido por el profesor de veterinaria, Erin Lashnits, se tomaron muestras de sangre 13 personas adultas sanas y de otras 17 con esquizofrenia o trastorno esquizofrénico controlado, para evaluar la evidencia de la infección por Bartonella, bacterias características de las pulgas y garrapatas.

En 13 de los 17 pacientes con esquizofrenia se encontró ADN de la Bartonella en su sangre, y de las personas sanas, sólo una lo tenía.