Con operaciones en México, Estados Unidos y países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe, el dueño de la empresaBusiness Art Group, Sergio Castro López, considerado el rey de las ‘outsourcing’en México y quien forma parte de una lista de 150 factureros, está siendo investigado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del gobierno federal y la Procuraduría Fiscal federal por defraudación al fisco con la emisión de facturas falsas y la creación de empresas “fachada”.

Las cabezas visibles de esta empresa con sede en Cancún son los tabasqueños Carlos Duprat Hernández y Carlos Sala del Rivero, quienes, según una investigación de la UIF operan en Cancún una bien estructurada red de empresas “fantasma” y de ‘outsourcing’ dedicadas a delitos de evasión fiscal y “lavado” de dinero, no sólo tienen a su servicio aviones y yates privados, sino que se valen de notarios públicos para legalizar las actividades que realizan, según una investigación periodística.

Uno de ellos es el notario público número 74 del estado de Quintana Roo, Jorge Alberto Galván García, sobre quien pesa hasta la fecha un historial de acusaciones por fraude, evasión de impuestos, despojo de propiedades y litigio laboral y fiscal, actividades éstas últimas prohibidas por la Ley del Notariado.

Incluso, dos de los inmuebles donde tenía oficinas fueron baleados. En uno tenía la sede de su Notaría, en tanto en otro edificio operaba la empresa Empowermen, que se presentaba como “una firma especializada, con más de 20 años de experiencia, en el reclutamiento, selección, administración y empoderamiento del capital humano de las organizaciones”, aunque lo cierto es que se trataba de una ‘outsourcing’ o pagadora, dedicada a expedir facturas falsas a empresarios locales para evadir impuestos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Sin embargo, sobre el que se suponía debía ser un respetable y confiable fedatario público, existía un auto de formal prisión y una orden de aprehensión giradas por un juez penal, derivadas de una investigación por parte de la ex Procuraduría General de la República (PGR) por defraudación fiscal equiparable.

Inclusive, a Galván García en un evento en la Ciudad de México, la Confederación de Cámaras Industriales le otorgó el “Premio Ética y Valores en la Industria 2018”, pero no en calidad de notario, sino como presidente de la empresa Empowerment, la pagadora con la que desfalcaba impuestos a la Federación y al estado de Quintana Roo.

Y es que, con actividades disfrazadas, enfocadas a la evasión fiscal mediante la expedición de facturas apócrifas y la creación de empresas fachada para “lavar” dinero en varios estados del país y en ciudades de Estados Unidos, Cuba, República Dominicana, Panamá y Ecuador, la empresa de Sergio Castro López, Business Art Group, y sus dos principales operadores, Carlos Duprat Hernández y Carlos Sala del Rivero, están en la mira de Unidad de Inteligencia Financiera.

Ambos han amasado en pocos años una escandalosa fortuna con la que han adquirido propiedades en las zonas más exclusivas de Cancún, manejan autos de las marcas Ferrari, Porsche, Mercedes Benz y BMW, viajan en sus propios jets privados, pasean los domingos en yates de 50 millones de pesos y en un día cualquiera lucen relojes de hasta 300 mil dólares. Junto con sus mujeres y amigos, presumen en Instagram fotos de la opulencia en la que viven y dan cuenta con desparpajo de fiestas y viajes al extranjero.