El secretario de Salud, Jorge Alcocer, aseguró México podría tener antes de que termine este 2021 su propia vacuna contra el COVID-19, ya que se cuenta, según añadió, con un avance en su desarrollo e investigación.

Durante la inauguración virtual de la primera reunión ordinaria del Consejo Nacional de Salud (Conasa), un evento en el que se encontraban presentes los secretario de Salud de las 32 entidades del país, Alcocer Varela aplaudió y reconoció el trabajo de los investigadores que, indicó, desarrollan las vacunas con seguridad, eficiencia y eficacia.

“Si bien todos los países han tomado medidas particulares enérgicas para contener que el virus se propague a través de mejores diagnósticos y algunos tratamientos que asoman ser útiles, las vacunas mejorarán la inmunidad y contendrán la propagación de la enfermedad”, apuntó el funcionario federal, haciendo hincapié en que la vacunación es una de las herramientas esenciales para mitigar la pandemia del COVID-19 y solucionar la crisis económica que de esta ha derivado.

El secretario de Salud también se refirió a los centros escolares, señalando que precisamente la vacuna es una prioridad para que las niñas y los niños retomen sus actividades educativas de manera presencial y vuelvan a convivir con sus maestras, maestros, compañeras y compañeros.

Aunque sí reconoció que hay ciertos riesgos para salir del confinamiento, aseguró que se están revisando las meidas sanitarias más seguras para el cuidado de la salud de estudiantes y docentes. “La nueva normalidad es tan desafiante como la propia pandemia”, subrayó el secretario.

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, afirmó que al seguir el criterio de edad establecido para la vacunacién en el país, se podrá reducir 80 por ciento la mortalidad por el virus, independientemente del momento epidémico.