Continúa la ardua labor de sofocar el incendio forestal registrado en la sierra próxima al municipio de Santiago, a la altura de la comunidad de San José de Boquillas, el cual ha obligado a la evacuación de más de 400 personas.

Ante ello, Fuerza Civil de Nuevo León informó sobre la presencia de helicópteros, que se utilizan para combatir el avance de las llamas.  El apoyo con las aeronaves ha sido una vez más, acertada. Ya que por aire se logra mayor cobertura del siniestro reduciendo tiempos, lo cual evita aumenten los daños forestales, así como en vidas humanas y animal.

Descargas de agua, helicóptero de CONAGUA

Más de 300 elementos de diversas corporaciones se han unido para acelerar el control del fuego. Entre ellas una brigada de Durango y una más proveniente de Tlaxcala.

Se destacó la importancia de la descarga de agua en puntos estratégicos por medio de helicópteros de la CNPC, la Comisión Nacional Forestal, la Secretaría de la Defensa Nacional, Guardia Nacional, Protección Civil de Nuevo León, la Secretaría General de Gobierno del Estado y Conagua.