El pasado martes PayPal informó que ha acordado comprar la empresa emergente israelí Curv, especializada en infraestructuras de seguridad para activos digitales, lo que supone un paso más para “acelerar y ampliar sus iniciativas de apoyo a las criptomonedas”.

En un comunicado Paypal indicó que, Curv aportará “conocimiento técnico a su unidad de negocio de blockchain, criptomonedas y divisas digitales”, recientemente creada y con la que busca definir el “papel que tendrán las divisas digitales en el futuro de los servicios financieros y el comercio”.

José Fernández da Ponte, el director general y vicepresidente de esa unidad de PayPal, mencionó en la nota que la compra de Curv forma part  e de un esfuerzo de inversión en el talento y tecnología necesarios para hacer realidad su “concepto de un sistema financiero más inclusivo”.

“Durante nuestras conversaciones con el equipo de Curv, nos ha impresionado su talento técnico, espíritu emprendedor y la mentalidad detrás de la tecnología que han construido en los últimos años. Nos emociona dar la bienvenida al equipo de Curv en PayPal”, explicó.