La industria cervecera mexicana, la mayor exportadora de esta bebida a nivel mundial, tuvo una caída de 6.2% en exportaciones y de 4.7% en producción en 2020, reveló Karla Siqueiros, directora general de Cerveceros de México: Cámara Nacional de la Industria de la Cerveza y de la Malta.

La producción de cerveza mexicana en 2020 fue de 118.7 millones de hectolitros, frente a los 124.5 millones de 2019, mientras que las exportaciones fueron de 37.6 millones de hectolitros, comparados con 40 millones del año anterior, detalló Siqueiros.

Aunque la cerveza se mantuvo como el principal producto agroalimentario de exportación de México, al representar el 22% de las exportaciones agroindustriales, el superávit comercial se redujo en 118 millones de dólares hasta los 4,645 millones de dólares.

Siqueiros recordó el impacto de parar por completo la industria de la cerveza en abril y mayo, cuando el gobierno mexicano decretó una emergencia sanitaria por Covid-19 que suspendió actividades no esenciales.

También señaló la “ley seca” que aún mantienen ciertos estados.

Para una industria como nosotros, que trabajamos los 365 días del año, el haber estado cerrados 60 días fue un impacto fuerte en los números. Y sumado al hecho de no haber sido considerados una industria esencial, nos enfrentamos posteriormente a los retos de las leyes secas”, comentó.

 Orgullo nacional

La directora de Cerveceros de México, el cuarto productor mundial de la bebida, presumió que pese a la crisis la industria mantuvo la fuerza laboral, que asciende a 700,000 empleos a lo largo de la cadena de valor, de los que 55,000 son directos.

Además, detalló que de 2015 a 2019 se invirtieron 86,000 millones de pesos y se construyeron tres nuevas plantas en Hidalgo, Yucatán, Chihuahua.

A pesar de todos los retos y de haber estado cerrados, la industria no dejó de invertir. El año pasado se invirtieron 11,000 millones de pesos y los planes, los proyectos, la visión de la agroindustria mexicana es seguir invirtiendo a largo plazo”, aseguró Siqueiros.

La directiva aseveró que la cerveza será uno de los “grandes aliados” de México para la reactivación económica.

“Es un orgullo nacional, es un ícono la cerveza mexicana en el mundo, entonces creo que es algo que nos debe motivar, y sobre todo impulsar a seguir haciéndolo mejor y retomar estos números tan positivos que traía la industria cervecera”, concluyó.