En las redes sociales circula una denuncia proveniente de habitantes de la de comunidad de San José Comalco en el municipio de Temoaya, donde se expone que la quema clandestina de cable en el sitio se ha convertido en un problema ambiental muy severo.

Todos los días ya sea por las mañanas o muy tarde son muchas las fumarolas que se pueden observar tras la quema clandestina de este material que genera contaminación de aire, suelo y agua no solo del lugar, sino aún comunidades aledañas

Los afectados reclaman la clase de futuro que pueden asegurar a sus familias de seguir estas condiciones. Como es de esperarse la autoridad no entra porque es una zona donde “manda el pueblo”, mismos que no demuestran interés en las consecuencias ambientales y la salud que esta práctica ocasiona.

Los afectados exigen a la Presidenta Municipal Nelly Rivera, tomar acciones contundentes y reales para el reciclaje de metales. Mencionan “La situación ambiental y de salud es grave, pero parece ser que las autoridades no están interesadas”.