El jefe encargado del Departamento de Policía de Washington, Distrito de Columbia, dirá a los legisladores este martes que el Pentágono estaba “reacio a enviar soldados de la Guardia Nacional al Capitolio” durante la jornada de insurrección del 6 de enero.

En un testimonio preparado, el jefe encargado Robert Contee III planea decir a los legisladores sobre una llamada justo después de que el Capitolio fuera rebasado por seguidores de Donald Trump, y cómo funcionarios del Pentágono eran aparentemente incapaces o estaban desinteresados en enviar rápidamente soldados de la Guardia Nacional.

“Estaba sorprendido la respuesta del Departamento de la Armada, el cual estaba reacio a enviar integrantes de la Guardia Nacional de Washington, DC al Capitolio”, dijo Conte en su declaración preparada.

“Aunque entiendo la importancia tanto de la planeación como la percepción pública, con los hechos citados por los funcionarios en la llamada, estos asuntos se vuelven secundarios cuando ves a tus empleados ampliamente rebasados por una turba y siendo físicamente agredidos”.