Con tres ordenamientos legales, el Senado, aprobó reformas para darle a los trabajadores mayor certeza jurídica sobre préstamos de nómina.

Se denominará crédito de nómina de cobranza delegada, pudiéndose otorgar bajo la modalidad de crédito simple o crédito en cuenta corriente.

El recinto legislativo, con 91 votos a favor y 21 abstenciones, modificó más de 10 artículos a las leyes General de Títulos y Operaciones de Crédito, a la General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito y a la de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros.

En la exposición de motivos se menciona que las reformas buscan proteger de los abusos que los trabajadores son objeto por parte de instituciones que no cuentan con un sistema de regulación y de protección efectiva a sus derechos como usuarios de los servicios financieros.

“¿Qué quiere decir esto? Que se podrá acceder a un contrato de crédito por parte de una persona que tenga una fuente de ingresos de carácter laboral y, a su vez, esta persona permita que un tercero realice el entero de dichos pagos con cargo a su fuente de ingresos”, explicó la senadora por el PRI Nuvia Mayorga.