Como mencionamos en la colaboración pasada el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) es un órgano constitucionalmente autónomo, es decir tiene libertad desde su Junta de gobierno de organizarse administrativa y establecer sus lineamientos de políticas públicas en cuenta a datos estadísticos, lo que lo hace sin dudas una de las instituciones más prestigiadas en la materia a nivel nacional y mundial.

Por ello, los resultados que dieron a conocer del censo 2020, son muy importantes, y debemos reconocer que pese a la pandemia el INEGI y su equipo con enorme profesionalismo cumplieron, en el censo de población que se hace cada diez años.

En cuestión estadística nuestro México tiene 126 millones 14 mil 24 habitantes, lo que representó un incremento de 13 millones 677 mil 486 de personas, respecto al Censo del 2010, que en dicha ocasión sumó 112 millones 336 mil 538. También las cifras indican que son más las mujeres, con el 51.2% o 64.5 millones, y los hombres representaron 48.8% del total; es decir, 61.5 millones. Los jóvenes entre 15 y 34 años en México son 40 millones 642 mil 613.

Por otro lado, las personas de 15 años y más con analfabetismo alcanzan los 5 millones 942 mil 9; 16 millones 777 mil 488 cuentan con una licenciatura o equivalente y 21 millones 149 mil 168 personas cuentan con la preparatoria o bachillerato terminado. Además de que 73.5 por ciento de la población está afiliada a algún sistema de salud. De las cuales, 51 por ciento son al IMSS, 7.7 al ISSSTE, 1.1 por ciento al ISSSTE estatal, 1.3 por ciento a Pemex, Defensa o Marina. Otro dato relevante es que 52.1 por ciento de los hogares en México tienen internet y que el 43.3 por ciento de las viviendas cuentan con servicio de televisión de paga y 99 por ciento de las viviendas particulares habitadas cuentan con electricidad.

En el tema de la religión hay 97 millones 864 mil 218 personas pertenecen a la religión católica, 14 millones 95 mil 307 son de la religión protestante/cristiano evangélico, 58 mil 876 son de la judaico y 7 mil 982 a la islámica. En el tema del origen de las personas hay 2 millones 576 mil 213 personas que se auto reconocen como afrodescendientes. Por otro lado, la población con discapacidad, limitación en la actividad cotidiana o con algún problema o condición mental totaliza 20 millones 838 mil 108 en el país.  Finalmente, el 35.4 por ciento de las personas censadas dijeron estar casadas, 18.3 por ciento en unión libre, 2 por ciento divorciada y 5.2 por ciento separada.

Este Censo 2020 puede confirmar que seguimos siendo un país profundamente desigual, con enormes rezagos sociales y carencias en viviendas; un país con un desorden urbano; con graves rezagos educativos y con problemas serios en cobertura y acceso a servicios de salud, pero también un país que enfrenta severos retos en materia ambiental y frente al cambio climático.

Los resultados del censo pueden ser también considerados para el momento nacional en que las elecciones de este año en la que estarán en disputa la mayor cantidad de cargos de elección popular de nuestra historia democrática, para que sean debatidos e incluidos en las agendas públicas con fundamento a los datos estadísticos que son más útiles cuando se les canaliza en la propuesta a fin de enfrentar los retos que tenemos en el país.

Finalmente, como lo mencioné hay que reconocer la labor titánica de todo el personal del INEGI aún más en este momento de crisis sanitaria, la información nos es útil a todos los sectores privado y público, porque con la misma estoy seguro se tomarán las mejores decisiones para México.