Candidatos, único requisito sumisión, lealtad ciega, simulación

  • Partidos, candidatos y políticos sumidos en la putrefacción del Sistema

¡¡Qué bajo ha caído la política mexicana!! Sin pretender justificar que “todo tiempo pasado fue mejor”, dejen les digo, que esta actividad que debería ser el arte del acuerdo, la negociación, de la representación social, la cara de México ante el mundo, se estancó en la putrefacción, se refundió al estiércol (KKs) con la llegada de Morena y la Transformación de 4ª a la Cámara de Diputados y a Palacio Nacional.

De entrada, el Gabinete (legal y ampliado), la oficina principal del Zócalo, la corrupción, simulación, mentiras, sumisión, nepotismo, “compromisos” e impunidad pululan como antónimo de “Honestidad Valiente”

Morena, el receptáculo de la podredumbre reconfirma que la representación social, que le dio más de 30 millones de votos en 2018, no le interesa, su prioridad es el dinero mal habido, el poder y el control del país (a la mala), que no pretende soltar utilizando para ello los recursos económicos, infraestructura física, mediática y el poder del Estado para continuar en el Legislativo como “mayoría” … ¡vamos! Oficialía de Partes de Palacio Nacional.

Si hablamos de verdaderos diputados, tribunos, oradores, dignos representantes populares, debo remitirme a mis inicios en esta maravillosa profesión de periodista, cuando cubrí para Grupo ACIR en 1981/1982 la LI Legislatura de la Cámara de Diputados (ya en San Lázaro) cuando eran 300 diputados (no había plurinominales) fui testigo de la calidad, presencia, personalidad, capacidad y perfil profesional para el cargo de esos legisladores

Escuchar desde la tribuna a maestros de la oratoria como los priistas Antonio Carrillo Flores, Miguel Ángel Camposeco, Emilio M González, Don Luis M Farías (líder de la Cámara), Fernando Ortiz Arana, Don Enrique González Guevara, la jovencita Beatriz Paredes Rangel, entre otros, excelentes debatientes con argumentos, respetuosos, con sustento y capacidad.

En aquella Legislatura iniciaba su actividad política un extraordinario militante de la izquierda, representaba al Partido Socialista Unificado de México (PSUM), gran orador, debatista, tribuno, Pablo Gómez Álvarez, quien sistemáticamente se enfrascaba en argumentos, contrastes, defendiendo sus “alas” políticas con la priista Beatriz Paredes. Eran en verdad magníficos debates de donde se aprendía el arte la discusión con argumentos.

En la LI los diputados el PRI tenía, prácticamente “carro completo”. Los del PAN ocupaba sólo 4 curules, teniendo como inteligente y enorme orador al regiomontano Fernando Canales Clariond, secundado por Juan Antonio García Villa, Adalberto Núñez Galaviz y Carlos Anaya Rivera, quienes ponían contra la pared a la aplanadora priista.

Era un placer observar, escribir, escuchar y entrevistar a los protagonistas de joyas oratorias y debate. El líder de la Legislatura, Don Luis M Farías un auténtico guía de las sesiones, las propuestas, iniciativas y reformas constitucionales. Mi apreciación personal y profesional a lo largo de mis 45 años de periodista, es que la Quincuagésimo Quinta Legislatura de la Cámara de Diputados (1979/1982) ha sido la más profesional, enriquecedora, inteligente, capaz, digna, ejemplar y auténtica representante del pueblo. No como la bazofia de hoy (LXIV), que mayoritea Morena.

Pero volvamos a la realidad, a la repugnante, indigna, vomitiva, despreciable actividad político/partidista/electoral de este sexenio (ojalá quedara en cuatrienio; por la revocación de mandato), que en año de votaciones intermedias (junio 6 de 2021) renovará la Cámara de Diputados (500 holgazanes, zánganos, parásitos, vividores), 15 gubernaturas, sus Congresos locales y el de la Ciudad de México, entre otros cargos, han convertido el proceso en show time, marquesinas, carteles de burlesque, tandas de media noche, etc. por la cantidad de aspirantes a una curul federal, local, alcaldías, etc. en donde despreciables politiqueros del pasado quieren repetir cargos. Más de 150 diputados de 2ª de esta legislatura quieren reelegirse, más los eternos chapulines, que brincan de un puesto a otro.

Es un insulto a la inteligencia de los mexicanos, a la democracia que nos hemos dado, burla y desprecio a nuestro voto (cuando ya están en el “hueso”) ignorar sus compromisos, promesas, ofertas de campaña. Pero lo más lamentable, la impreparación, incultura, ignorancia de los aspirantes como Francisca Viveros Barradas, mejor conocida como “Paquita la del Barrio” a quien Movimiento Ciudadano (CM) obsequió una candidatura plurinominal por Misantla, Veracruz, que al ser presentada a la prensa, escupió esta estupidez “estoy aquí por amor, porque así me nace. Yo no sé a qué vengo aquí, ¿me entendieron? Yo sólo sé que hay personas detrás de mí que son las que me van a enseñar a manejar este asunto

De acuerdo, esto puede ser democracia… pero… con esta mentalidad puedo imaginar cuando suba a tribuna, ¿cantará? o arremeterá con insultos y desprecio a los hombres. MC, perdido como “Paquita”

Dejo claro que no dudo, desprecio o buleo a quienes serán candidatos del mundo de la farándula, los deportes, la artisteada. Critico a los partidos y sus dirigencias por la ausencia de inteligencia política,  ética profesional, falta de visión por el ciudadano y el país, pues sólo buscan “popularidad”, fans, votos para los cándidos, inocentes, manipulables “artistas” y deportistas, carentes del perfil profesional para el cargo… dicen muchos de ellos, venimos a aprender, a que nos asesoren para hacer las cosas bien (políticamente incorrecto) Por eso la putrefacción de la LXIV Legislatura, sumida en el estiércol de la improvisación, del valemadrismo e incompetencia de la Transformación de 4ª, Morena, López Obrador y secuaces.

Otro miserable ejemplo es el de Dolores Padierna Luna (Morena), (esposa de René Bejarano Martínez, “el señor de las ligas” y ex secretario particular de López Obrador, cuando era Jefe de Gobierno del DF que viralizó el vergonzoso video, cuando Bejarano se embolsaba fajos de billetes que el PRD extorsionaba al empresario argentino Carlos Ahumada) Dolores, actual diputada federal, antes asambleísta del DF, Jefa Delegacional en Cuauhtémoc, después Senadora, (la tipa no suelta el hueso). Pues bien, la Padierna ya amenazó que dejará su curul en San Lázaro, para regresar (ojalá lo que se robó) a la Alcaldía Cuauhtémoc (en donde ya robó y carga sobre sus hombros la muerte de 22 personas y 40 heridos, en el incendio de la discoteca Lobohombo, cuando era jefa delegacional).

En plena pre campaña electoral, Morena obsequia candidaturas a gente deleznable, como a Félix Salgado Macedonio, candidato a la gubernatura de Guerrero, pese a tener denuncias ante autoridad judicial por violación, acoso sexual, corrupción, agresión y más.

Una diputación plurinominal a Paul Ernesto Velázquez, conocido como el “falso pirata” botts, amlover, chairo, pejezombie, pseudo periodista, que cada mañanera ocupa primera fila para adular, a López Obrador.

La lista es amplia, consigno sólo algunas: el Partido Querétaro Libre, (local) postula a Carlos Villagrán “Quico” cómico del programa El Chavo del Ocho. Redes Sociales Progresistas (partido nuevo, propiedad de Elba Esther Gordillo, amiga de Andrés Manuel) obsequia candidaturas, a la ex boxeadora La Barbi Juárez, a los luchadores Blue Demon, Tinieblas, Místico, al desequilibrado actor Alfredo Adame, siempre metido en problemas públicos.

Desde varias tribunas periodísticas he insistido que debe modificarse la Ley Electoral, que como requisito legal, todo aspirante a cargo de elección popular (voto), -desapareciendo  a los plurinominales-, deben contar con antecedentes académicos a partir de bachillerato hasta postgrado, para elevar  calidad, ética, moralidad, profesionalismo del pretenso, pues serán representantes de la gente, que además del voto, deposita confianza, fe, esperanza de mejor calidad de vida; y no sólo respondan a los intereses personales, partidistas, económicos y de poder de líderes y partidos políticos.

Esto que sucederá en junio 6. No serán, precisamente, la digna representatividad de los 126 millones de mexicanos.

Reitero, la lista de postulantes de cada partido da vergüenza, como Margarita Zavala, que dejó el PAN, lo insultó, denostó. Fracasó con su caricatura de partido “México Libre”, recula, vuelve al azul y le obsequian una diputación plurinominal. ¡Indigna!

Los aspirantes tienen ganas del hueso, pero capacidad, perfil profesional, dignidad, nada, nadie, sólo simulación, relleno, sumisión… ¿Y el pueblo?, ¡que se joda! Dicen los políticos y sus partidos.

*Miembro de los Grupos Editoriales Digitales www.radioexpresionmexico.com (REM) y de www.latitudmegalopolis.com (LM)