La ONU reconoció oficialmente en meses pasados,  las propiedades medicinales del cannabis y eliminó esa planta de la clasificación de los estupefacientes más peligrosos, lo que alentará la investigación con la planta.

La administración del cannabidiol en pacientes que llegan a cuidados intensivos les permite una recuperación más rápida por sus propiedades antiinflamatorias.

El tratamiento se implemento en un hospital de Austria, donde ha permitido a pacientes en la UCI superar antes el coronavirus gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

“Administramos el CBD a 50 pacientes y observamos que los niveles de infección desaparecían con mayor rapidez”, explicó a Efe Rudolf Likar, jefe de Departamento de Anestesiología y Medicina Intensiva del Hospital de Klagenfurt.

Durante tres semanas se administraron primero 200 miligramos y luego 300 miligramos de CBD en forma de suero farmacológico a ese grupo de pacientes, tras lo que se pudo observar que sus PCR salían negativas antes que las de otros grupos que seguían tratamientos distintos.

Otros  beneficios del cannabidiol es que fortalece el sistema inmunológico, tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda a recuperar los niveles de oxígeno, por lo que los pulmones de los pacientes afectados por neumonía debido al coronavirus se recuperarían con mayor rapidez.

Esta clínica es la primera y única de Austria que trata a los enfermos de Covid en la UCI con cannabidiol.

Los estudios del uso medicinal del cannabis han mostrado resultados prometedores en el tratamiento del párkinson, la esclerosis, la epilepsia, el dolor crónico e incluso el cáncer.

Los expertos advierten de que, aunque el CBD pueda tener impactos positivos en el tratamiento para el coronavirus, esto no significa que fumar marihuana o consumir cannabidiol sin supervisión médica ayude a superar la enfermedad.

En este sentido, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) señala que el consumo de estas sustancias puede dar una falsa sensación de seguridad o de protección, cuando hasta ahora la eficacia no está totalmente probada.