Al inicio del 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que para la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 se conformarían 10 mil brigadas integradas por los Siervos de la Nación, personal encargado de los censos del Bienestar y la entrega directa de programas sociales, lo que desató las críticas de la oposición por considerar que se le daría uso electoral a la vacuna y se desaprovechaba el personal médico de las entidades.

Antes de ocupar dicho puesto, la mayor parte de este personal integró el equipo de campaña del mandatario para el llamado al voto.

Ante esto, afirmó que el INE verificará y acompañará la entrega de los programas sociales para que cumplan su finalidad sin alterar la contienda electoral, para lo cual resulta fundamental que se conozcan con claridad las reglas de operación que tienen.

“El Instituto mantiene una comunicación permanente con las distintas instancias de los gobiernos Federal y locales para conocer el avance de los programas, además de que confió en que la Secretaría de Bienestar atienda la petición que se realizó sobre cuáles serán los programas sociales que estarán operando, así como sus reglas, padrones, planes y programas de entrega”, detalló en un comunicado.

Córdova confió en que, antes del arranque de las campañas el próximo 4 de abril, se tengan todos los elementos y la información a disposición del INE para garantizar que los programas sociales y el de vacunación, “que deseamos sea muy exitoso por el bien del país y de la sociedad”, no tengan un uso político.