La epilepsia es una enfermedad que tiene una prevalencia del 0,7% de la población, afectando a unos 6 millones de habitantes. La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su medición de la carga global por enfermedades en el mundo, expone que la epilepsia es la segunda enfermedad neurológica en años de vida potencialmente perdidos o vividos con discapacidad.

La unidad de cirugía de epilepsia del Hospital Ruber Internacional al realizar con éxito un novedoso procedimiento que elimina el foco epiléptico mediante energía láser controlada. Y todo ello sin dañar el tejido sano. Gracias a la monitorización en tiempo real de todo el proceso mediante una resonancia magnética cerebral, así como la introducción de una sonda láser de un solo milímetro de diámetro para acceder y eliminar la lesión.

Según explica el neurocirujano especialista en cirugía de epilepsia y responsable de la intervención, el Dr. Marcelo Budke, “una mínima incisión de tres milímetros en el cuero cabelludo es suficiente para introducir la sonda de fibra óptica en el cerebro”. Detalla, además, que de esa forma se puede realizar la ablación a medida que se aplica el láser, aumentar la temperatura en el área objetivo hasta destruir el foco epiléptico.

En cuanto a los resultados, los estudios publicados demuestran que la eficacia del láser en el control de las crisis epilépticas es equiparable a la cirugía abierta en algunos pacientes. Tal y como afirma el director del Programa de Epilepsia del Hospital Ruber Internacional, el neurólogo y responsable de la planificación, el Dr. Antonio Gil-Nagel, “estos resultados son muy prometedores y seguirán mejorando conforme se adquiera más experiencia”.