Gerardo “N” ha presentado su licencia definitiva al cargo de presidente municipal de Zinacantepec, debido a que de momento se encuentra en proceso legal por su supuesta participación en un atentado de homicidio.

Debido a esta acción y al que Leopoldo Romero, quien es suplente para sumir el cargo, ha decidido no ejercer su función, la responsabilidad del municipio queda a cargo de la Legislatura mexiquense.

Es importante señalar que el titular del Ejecutivo será el encargado de enviar una propuesta a los diputados para elegir a un alcalde sustituto.