Francisco Cuevas Dobarganes, dirigente de la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM), hizo notar la urgencia del diseño de un plan de rescate viable por parte de los gobiernos estatal y federal para evitar el naufragio de negocios que ya están en problemas.

“Las acciones que tomen los gobiernos, tanto federal como estatal, para fortalecer a las empresas, sobre todo aquellas que ya se encuentran con serios problemas y a punto de desaparecer, en la medida en la que se identifique estos negocios y diseñe un plan de rescate viable, dependerá de que no se pierda una cantidad de fuentes de trabajo que ya podría poner en riesgo la estabilidad social del país”.

Esto ante el panorama económico que se esta viviendo.

“Además de la crisis de salud, persiste el desgaste de muchas empresas, sobre todo de los giros comerciales y de servicios, que en su mayoría pagan rentas y ya arrastran una gran cantidad de deudas laborales, fiscales, con proveedores y bancarias, así como una disminución muy importante en sus inventarios que también los han utilizado para financiarse”. Agregó.

Según sus proyecciones y pese a la llegada de la vacuna será hasta el cuarto trimestre de este 2021 que se pueda vislumbrar una recuperación en el país.

 

Con info de: Milenio