La canciller alemana, Angela Merkel, ha advertido que las siguientes semanas serán “la fase más dura de la pandemia”.

Las próximas semanas serán “la fase más dura de la pandemia“, con el personal sanitario trabajando al máximo de su capacidad, dijo Merkel.

Y es que en Alemania más del 80% de las camas de las unidades de cuidados intensivos del país se encuentran ocupadas.

Merkel no omitió señalar que los contactos sociales durante fiestas Navidad y Año Nuevo, aún no se traducen del todo en estadísticas.

Pese a que en su momento parecía que todo el bloque Europeo tenía contenida la pandemia el número de contagios y fallecidos se ha disparado en tiempos recientes.