• Reconoce el trabajo del personal médico que ha demostrado su vocación de servicio

• Alza de contagio de la Ciudad de México, impacta a Puebla por su cercanía

Este día el Gobernador Miguel Barbosa reiteró el llamado para que se respeten las medidas de prevención, “ya que las consecuencias podrían ser muy costosas para la salud de la población”; en este sentido, afirmó que no se están respetando las normas establecidas en contra del coronavirus, y hay un comportamiento generalizado de no acatar las recomendaciones, y aunque se preveía que ocurriera, se están rebasando los niveles, por lo que el gobierno está fortaleciendo todo el sistema hospitalario.

Señaló que el sábado pasado, fue el día que más contagios se registraron en el mundo, y la Ciudad de México no fue la excepción, “tiene una alta situación de gravedad, por lo cual deben cuidarse las familias este fin de año, ya que Puebla está pegado a la capital del país”. En este marco, exhortó al confinamiento voluntario de las personas de la tercera edad y cuidarse entre familia, esta vez “no será un fin de año de brindis, ni de posadas, ni de abrazos, es un fin de año de mucho afecto y cariño, en sana distancia”.

El gobernador Miguel Barbosa subrayó que el gobierno de la Cuidad de México, ha sido bien llevado por Claudia Sheinbaum; sin embargo, reconoció que por su cercanía, ha impactado en la entidad, en el tema de contagios.

Aprovechó para realizar un reconocimiento al personal médico, a las doctoras, doctores, enfermeras, enfermeros, y demás trabajadores de la salud, ya que en este año han demostrado una enorme vocación de servicio que ha sido de gran valor; en este marco, reafirmó que el gobierno del estado ha apoyado su trabajo, y se han tomado acciones para protegerlo y fortalecerlo.

El Gobernador señaló que su gobierno está del lado de los médicos, pero también con la gente, y si se habla de negligencias médicas, nadie debe sentirse agraviado, si se investigan las cosas, es una posición congruente del gobierno, pero reiteró que seguirán apoyando a los médicos y de ninguna manera se criminaliza su valioso trabajo.