Responsables del servicio de sanidad pública en Reino Unido ha informado que las personas con historial de reacciones alérgicas significativas no deberían recibir la vacuna desarrollada por Pfizer.

Este llamada llega luego de que dos trabajadores del Servicio Nacional de Salud (NHS) británico sufrieran reacciones alérgicas y necesitaran tratamiento, ambos fueron vacunados el día martes.

Por su parte, Stephen Powis,  director médico del NHS en Inglaterra, explicó que ambas personas, que tenían un historial de alergias, se estaban recuperando correctamente.