• Promoverá el diálogo político entre gobernadores
  • Los 10 gobernadores tienen una evaluación menor a la del presidente en sus entidades

 

Sobre el 2do informe de labores que presentó el día de ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Gobernador Miguel Barbosa subrayó que el primer mandatario tiene perfectamente clara la ruta de la Transformación de México, por ello ha impulsado las reformas legales y políticas públicas para dejar asentadas las bases del cambio en el país.

 

Barbosa Huerta señaló que actualmente los beneficiarios de la Transformación es el pueblo de México, pero hay mucha gente que no se adapta a eso, quisieran que la sociedad de privilegios se preservara, que hubiera impunidad para muchos, y diferencias en el trato de la ley, así como negocios para los hombres que siempre fueron los únicos ganadores de todas las transformaciones.

 

El Gobernador de Puebla señaló que la ruta que ha seguido el gobierno de la Cuarta Transformación, ha sido el combate a la corrupción, así como a la delincuencia, en este sentido manifestó que debe darse una renovación de la estrategia nacional en materia de seguridad pública, y la llegada de la nueva titular, Rosa Icela Rodríguez, debe ir en ese sentido. Además, señaló que es cuestión de tiempo para que los polos de desarrollo en el país, comiencen a generar consecuencias positivas.

 

Respecto al tema del combate al COVID, Miguel Barbosa consideró que, en un país de 130 millones de habitantes, ha sido exitoso, ya que se mantiene una condición de paz entre la sociedad, de lo contrario no tendría los 7 puntos de aceptación y la gente se estaría manifestando. En este marco, realizó un llamado a los ciudadanos para ser actores de la transformación, cumpliendo con su deber como ciudadanos.

 

En este marco, Barbosa Huerta se refirió a los 10 gobernadores autodenominados federalistas que todos los días toman posición sobre la vida nacional y quieren apoderarse de la agenda, y que critican la actuación del gobierno federal, pero deberían considerar que, en sus propios estados, el presidente tiene una mejor evaluación que los mandatarios.

En este sentido, el mandatario poblano aseguró que promoverá el diálogo político con los gobernadores, todo con miras a tener una sana relación de la vida pública, “tenemos que estar reuniéndonos para hacer valoraciones políticas nacionales, debemos tener mucha más comunicación entre gobernadores, de entrada con los 6 de origen de Morena y tomemos posiciones comunes, y que la agenda no sólo la ocupen los protestantes, cuando algunos ya van a terminar su gobierno, todo para mejorar la vida de los ciudadanos” subrayó.