El partido entre los Ravens de Baltimore y los Steelers de Pittsburgh correspondiente a la Semana 12, y programado para este jueves como parte de la cartelera del Día de Acción de Gracias, ha sido aplazado al domingo, anunció la NFL.

El partido fue postergado debido a múltiples pruebas positivas por coronavirus entre los jugadores de los Cuervos. Baltimore sumaba un total de  cinco jugadores, además de cuatro miembros del staff, que arrojaron una prueba positiva por COVID-19 en esta semana, dijeron fuentes a Adam Schefter de ESPN.

Baltimore sumó a tres jugadores más, los linieros ofensivos Patrick Mekari y Matt Skura, y el liniero defensivo Calais Campbell a la lista de reservas/COVID-19 este miércoles, dijo una fuente a Jamison Hensley de ESPN. Con ello, los Ravens sumarían siete jugadores que han arrojado prueba positiva o que han sido identificados como contactos cercanos.

“Esta decisión se tomó como medida de abundante caución para asegurar la salud y seguridad de los jugadores, coaches y personal de día de juego, y con la consulta de nuestros expertos médicos”, informó la NFL en un comunicado.

La NFL decidió posponer el juego porque desea aprovechar el resto de la semana para llevar a cabo más pruebas, y el rastreo de contactos, dijo una fuente de la liga a Dan Graziano de ESPN. El anunció llegó unas 31 horas antes de la hora programada para la patada de salida.

El partido se jugará a las 1:15 p.m., hora del Este, y será transmitido por la cadena NBC.

Los Ravens anunciaron el lunes que los corredores J.K Dobbins y Mark Ingram habían dado positivo a una prueba de COVID-19. El linebacker externo Pernell McPhee y el liniero ofensivo Brandon Williams tambien habían sido sumados a la lista de reservas/Covid 19 en esta semana.

Se trata de decimotercer juego en lo que va de la temporada regular que debe ser pospuesto o mudado por temas relacionados con el coronavirus.