El matrimonio igualitario en el Estado De México es una deuda con los derechos humanos: Luis Alfonso Guadarrama Rico

• Lejos de la visión y pensamiento heteronormativos, las leyes deben cobijar y proteger todas las formas de uniones, relaciones y familias, aseguró el consejero.

• El también académico e investigador hizo un llamado a las mayorías para “hacer nuestras las causas de las minorías y empujar en la conquista de sus derechos”.

Toluca, Estado de México.- En el seminario virtual “Matrimonio Igualitario en el Estado de México”, organizado por la Comisión de Derechos Humanos de la entidad (Codhem) a través del Consejo Ciudadano para la Eliminación y la Prevención de la Discriminación (CCEPDEM), el consejero Luis Alfonso Guadarrama Rico destacó que legislar a favor del matrimonio igualitario es una deuda con los derechos humanos de las y los mexiquenses.

Guadarrama Rico llamó a todos los actores, ciudadanos, legisladores, representantes de instituciones de gobierno y miembros de la academia a la unidad e inclusión: “a empujar por los derechos de las minorías”, en favor del matrimonio igualitario como derecho de las personas, pues en la medida que se ganen esas batallas seremos más humanos y más libres, explicó.

Aseguró que, ante el avance de la gran ola de la diversidad familiar, la Defensoría de Habitantes mexiquense y el CCEPDEM deben propiciar y consolidar una coalición con organismos e instituciones, como las comisiones y consejos en otros estados del país, para promover la homologación y armonización de los Códigos Civiles pendientes, dado que solo 15 de las 32 entidades han aprobado el matrimonio igualitario; es necesario, dijo, saldar también los vacíos legales, para que México se sume a la lista de los 29 países del mundo que en los últimos 10 años han aprobado dicha figura.

En el Estado de México, puntualizó, estamos obligados a salir del oscurantismo en materia de matrimonio civil; la posmodernidad ha transformado los modelos: de comunidad a familia, y de familia a individuo, y en éstos, el imperio de la razón, el cuerpo y el deseo son fundamento para la orientación y la pertenencia.

Dichos parámetros deben ser el sustento de la discusión para legislar ante el panorama de la nueva diversidad familiar. “La reproducción y la familia heteronormativa ya no deben ser la base para discutir sobre el matrimonio civil, son conceptos que se arrastran desde hace siglos”, aseguró.

Al referirse a las personas que luchan a favor de esta figura, expresó: “Los derechos humanos son de todos y todas, para todos y todas; déjenlos y déjenlas en paz”, es necesario trabajar en el respeto de la individualidad, el reconocimiento de la diversidad y la garantía de los derechos para la no discriminación y la inclusión, enfatizó Guadarrama Rico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí