Pesca ilegal, la amenaza de los santuarios marinos de Latinoamérica

La pesca ilegal se ha vuelto una amenaza para las especies marítimas en peligro de extinción. Los pescadores empiezan a entrar a las áreas protegidas por diferentes países, pero, no tienen las herramientas suficientes para protegerlas, además de ser superados en número de embarcaciones.

Un equipo periodístico de Mongabay Latam analizaron, con la asesoría de expertos en monitoreo satelital y científicos, el movimiento de embarcaciones, por un periodo de cinco años, dentro de cuatro áreas marinas protegidas. Lo que se detectó en esta investigación es que la pesca ilegal acecha a santuarios marinos de Chile, Colombia, Ecuador y México.

Cuando una embarcación está pescando, “muchas veces, lo primero que hacen es disminuir la velocidad y empezar a hacer viradas o cambios de dirección”, explica Favoretto. El científico, quien también es profesor de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, precisa que dependiendo del arte de pesca que se utiliza, el barco puede tener diferentes comportamientos.

A pesar de que el nivel de certeza que se puede obtener a partir de estas herramientas es alto, para poder afirmar que efectivamente un barco ha pescado es necesario confirmarlo presencialmente. Por eso, esta tecnología es utilizada por los países para movilizar a sus Armadas o autoridades de fiscalización pesquera hacia el lugar de los hechos y confirmar la actividad.

Después del tráfico de drogas y el de armas, la pesca ilegal es la tercera actividad ilícita más lucrativa del mundo. Se estima que alrededor de 26 millones de toneladas de pescados y otros recursos marinos son capturadas ilegalmente todos los años para abastecer un mercado negro que mueve hasta 23 mil millones de dólares.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí