Recrea Batimóvil y recorre calles de Tamaulipas al estilo ‘El Caballero de la Noche

 

El sueño de Eduardo Graziano por tener un Batimóvil nació cuando cursaba la secundaria y más de dos décadas después lo cumplió tras dedicar dos años y medio al proyecto inspirado en el superhéroe de Ciudad Gótica.

“El deseo de tener el carro de Batman lo tuve desde que era un adolescente. Siempre pensé que algún día lo iba a poder comprar; pero, como no lo vendían, me di a la tarea de fabricarlo”, dijo el tampiqueño, conocido como “Batilalo”. Explicó que, tras elaborar un diseño para participar en el carnaval del puerto jaibo, descubrió que podía lograr grandes cosas a partir de modelos de madera; “fue ahí cuando me dije que era ahora o nunca y entonces lo hice realidad”.

Recordó que el primer reto al que se enfrentó fue elegir un vehículo. “Necesitaba uno largo; vi algunos en Facebook, en remates de autos y en establecimientos, pero ninguno cumplía con las dimensiones y los que me gustaban siempre me los ganaban”. Cuando encontró el Chrysler LHS 97 supo que era el indicado. Lo “rodó” más de un mes para comprobar que estaba en óptimas condiciones y después fue cuando empezó con las adaptaciones.

“Empecé a cortarlo, a meterle disco, cincel y martillo para ir despejando lo que no me servía”, dijo mientras ríe y aunque no es carpintero ni mecánico, aseguró que el haber estudiado Ingeniería en Sistemas le dio conocimientos en Matemáticas, las cuales aplicó durante las modificaciones. Después de los cortes, creó el molde de madera, el cual sí le significó un gran reto. “En ese sí tuve muchos problemas porque no sabía doblarla, pero con búsquedas en Google y YouTube lo logré”. Posteriormente siguió con los aditamentos exteriores a partir de fibra de vidrio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí