Órale Politics! – COVID 19: Lo político, la diferencia entre el bien y el mal

Actualmente existen escenarios más o menos apocalípticos para algunos Estados-nación en relación al impacto que ha tenido el COVID 19 sobre su población. Y digo más o menos porque todavía no se siente de lleno el impacto económico de la pandemia sobre la mayor parte de las economías del planeta y aparentemente apenas estamos iniciando la segunda ola de contagios a nivel mundial. En mi artículo pasado traté los casos de los países a los que les ha ido peor con la pandemia, en función del número de muertos: Estados Unidos, Brasil, India, México, Gran Bretaña e Italia. En este artículo trataré los casos de los países a los que la pandemia ha tratado más o menos bien, por plantearlo de algún modo: Nueva Zelanda, Singapur, Eslovaquia, Hong Kong, Noruega, Grecia y Finlandia. La investigación completa puede ser consultada en el siguiente link: https://www.academia.edu/44104070/%C3%93RALE_POLITICS_COVID_19_Lo_pol%C3%ADtico_la_diferencia_entre_el_bien_y_el_mal

 

Al igual que en mi artículo de los 6 más afectados, le eché un vistazo a la situación política de los 7 menos afectados en tiempos de COVID 19. Las situaciones fueron muy positivas para la mayoría del grupo de los 7 y hallé las siguientes diferencias:

 

El grupo de los 7, el de los menos afectados a nivel mundial en término de número de muertes,  tienen varias cosas en común:

  1. Con excepción de Hong Kong y Singapur, el resto de los países son democracias consolidadas, con libertad de expresión, organización y prensa, además de tener gobiernos de centro-derecha o centro-izquierda, relativamente moderados. Todos, menos Hong Kong, cuentan con sistemas parlamentarios de gobierno. Unos más que otros, pero todos los países tienden a no politizar el combate contra el COVID 19.
  2. Todos los países cuentan con presupuesto o mecanismos blandos de financiamiento externos para enfrentar la pandemia, al menos lo han mostrado en los hechos durante los primeros seis meses.
  3. La mayor parte de las sociedades de los países de este grupo actúan en concordancia con sus respectivos gobiernos para enfrentar juntos la crisis económica y de salud generada por el COVID 19. Como estado-nación (o ciudad-estado en el caso de Singapur) son implícitamente conscientes de que la única manera de salir adelante es unidos, sociedad y gobierno. El caso de Hong Kong es interesante: no creo que exista una gran unión entre gobierno y sociedad, pero existe una gran unión y coordinación entre la sociedad misma, lo cual a veces provoca que el gobierno siga a la sociedad en plena pandemia y no al revés.
  4. La mayor parte de los países prestan especial atención y presupuesto para la realización de pruebas para detectar contagios y también para dar seguimiento a los contagios de manera posterior.
  5. Prácticamente todos los países toman medidas concretas para lidiar con la pandemia a partir de marzo y las refuerzan o relajan de acuerdo al desenvolvimiento de la pandemia. Las medidas se toman a nivel nacional y hay poca división política en relación a su implementación: cuarentenas, aislamiento internacional, confinamiento local y distanciamiento social son las más comunes. El uso generalizado u obligatorio de la mascarilla se va implementando de manera paulatina, en el tiempo y en el espacio.
  6. La estructura de su sistema de salud es relativamente sólida. La principal preocupación de estos países fue, al menos durante la primera ola de contagios y muertes, no saturar los centros de atención a los contagiados. Y superaron el reto bien, al menos hasta el día de hoy.
  7. Los países atendieron los aspectos de salud y económicos de la pandemia de manera más o menos simultánea. No únicamente se enfocaron en tratar el aspecto que más urgía, el de la salud pública, sino que también han sido muy cuidadosos en las políticas públicas de gasto gubernamental para acelerar la recuperación económica una vez que esta se reinicie. Nueva Zelanda probablemente se ha inclinado más a priorizar la salud de sus ciudadanos que sobre la economía del país. Aun así, la economía mundial es hoy por hoy la principal incógnita en términos de recuperación y sus tiempos.
  8. Algo que se ha observado en las últimas 3-4 semanas es que las sociedades de estos países, en mayor o menor medida, se empiezan a cansar de las restricciones impuestas a su libre circulación y socialización, y de la forma que estas restricciones afecta a sus finanzas personales o empresariales. De una u otra forma, estas sociedades tienden a relajar por cuenta propia las medidas de combate a la pandemia emitidas por las autoridades. La sociedad de Hong Kong también cuenta con motivos políticos para llegar a desafiar cualquier medida impuesta por las autoridades, relacionada o no con el COVID 19.

 

El grupo de los más afectados, el grupo de los 6, pues es una revoltura de cosas que se hacen y no se hacen, que se tienen y no se tienen:

  1. Los países del tercer mundo (India, Brasil y México) no cuentan con el presupuesto ni la infraestructura de salud para sacar adelante el problema, al menos en el corto plazo.
  2. Las sociedades y los gobiernos del grupo de los 6, en mayor o menor medida y de una u otra forma, tienden a politizar el combate al COVID 19.
  3. Resulta claro que India, Brasil y México han subestimado sus cifras de contagiados y muertos por la pandemia.
  4. Las sociedades de este grupo tienden a estar divididas y a no coordinarse con sus gobiernos de manera mayoritaria en el combate al COVID 19. Los grupos de gente que no usan cubrebocas en estos países son relativamente extensos.
  5. La clase política de estos países se encuentra dividida en cuestión de cuáles son las políticas públicas más eficientes para combatir la pandemia. El liderazgo político de estos países es considerado débil, al menos para la proporción del desastre que enfrentan en su territorio.
  6. Los gobiernos de Estados Unidos, Brasil y Gran Bretaña han dado prioridad a la salud de la economía que a la salud de sus ciudadanos durante la pandemia.
  7. Los gobiernos del grupo de los más afectados son democracias con muchos adjetivos y son de carácter populista, unos más que otros.
  8. El tamaño de los 7 países (los menos afectados) es menor en su conjunto que el del grupo de los 6 (los más afectados). Aunque es muy difícil señalar el tamaño de la población como factor determinante, sobre todo al considerar cómo se obtuvo la muestra del grupo de los 7. Pero definitivamente hay que estudiar el tamaño de la población como un factor determinante que favorece o desfavorece el desarrollo del COVID 19 en un país dado, a comparación de otros países.
  9. En pocas palabras: Estados Unidos, Italia y Gran Bretaña, sin considerar todavía el impacto económico de la pandemia, mismo que se dejará sentir por lo menos en los próximos 2-5 años, todavía tienen oportunidad de salir del grupo de los más afectados. India, Brasil y México… no.
  10. Y bueno, ahí vienen las vacunas. Ciertamente, los países con mayores recursos tienen mayores posibilidades de obtenerlas y aplicarlas de manera relativamente expedita. Aquí el tamaño de la población será un factor determinante en la distribución de las vacunas y también si el país en cuestión es del primero, segundo o tercer mundo. Aunque Trump ya dijo que los estadounidenses van a contar con una vacuna efectiva a principios de noviembre, justo para las elecciones que pretende ganar a como dé lugar. Vamos a ver…

 

Estas diferencias, que no todas son de carácter político, probablemente puedan explicar de manera significativa la diferencia entre países que viven un desastre en términos de salud y países que llevan un récord bastante decente en términos de muertos y contagiados por COVID 19. Una investigación comprehensiva debe hacerse a este respecto, ciertamente. La hipótesis central es que los aspectos políticos de un Estado-nación influyen en el desenvolvimiento del COVID 19 en relación al número de contagiados y muertos.

 

La conclusión más importante de esta investigación, en la que comparé los países más afectados por la pandemia con los países menos afectados, es que no hay manera de explicar el desenvolvimiento de la pandemia en un país dado considerando únicamente los factores de salud y los económicos, sino resulta indispensable considerar también los aspectos políticos, sobre todo la relación entre gobierno y sociedad en un contexto de Estado-nación. 

 

Finalmente, y considerando lo anterior, si hoy fuese a escribir un artículo basado en las diferencias entre los países menos afectados y más afectados, desde una perspectiva política, mi lista de los 15 países con los que trabajaría, previa consideración meticulosa sobre la veracidad de los datos que presenten algunos de ellos, serían: 15 menos afectados: Nueva Zelanda, Jordán, Singapur, Vietnam, Eslovaquia, Tailandia, Hong Kong, Cuba, Líbano, Noruega, Grecia, Finlandia, Corea del Sur, Emiratos Árabes y República Checa. 15 más afectados: Estados Unidos, India, Brasil, México, Gran Bretaña, Italia, Francia, Perú, España, Irán, Colombia, Rusia, Sudáfrica, Chile y Argentina. Ciertamente, África merece un estudio comparativo aparte.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí