6 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Volar para ser feliz

Una colaboración especial de los alumnos de la UTC (Universidad Técnica de Cotopaxi) del Ecuador, en apoyo del Doctorante Jair G. Torres; Dayana Reyes, Fernanda Zongor, Alisa Velasco, Nathaly Ortiz, William López, Cristian López.

Hablar sobre migración es sumergirse en una controversia de clases sociales, por ende, es un problema mundial que afecta no solo al sentido humano sino a la economía internacional. Ahora bien, se afirma que la mayor parte de migrantes vienen de países sub desarrollados, en este punto se combinan varios factores, los cuales son  mejorar la calidad de vida, tener un futuro fácil y asegurado. Para los países globalizados al aceptar a un migrante en sus distintas áreas de trabajo mejora su economía con la mano inteligente, pero la pregunta es: ¿qué pasa con los migrantes soñadores?, al parecer se adaptan a las horas extremas de trabajo y con un salario mínimo que solventa nada más su supervivencia básica, en el lugar al que hayan decidido migrar.

Por otro lado,  es propicio mencionar que en estos últimos meses uno de los países más influyentes en todo el mundo ha sido  Estados Unidos, quien manifiesta su amenaza de cerrar la frontera con México si el país vecino no detiene el flujo migratorio y el tráfico de droga en 12 meses. El presidente de este país afirma preocuparse por la seguridad y economía de su gente ya que presidentes anteriores lo habían olvidado. Estos sucesos no solo alarman a México, sino que llenan de miedo a todos los ciudadanos que buscan migrar.

La seguridad de un  país debe ser el objetivo principal de todas las autoridades porque hablar de migración enlaza a varios problemas sociales como son: la delincuencia, prostitución, explotación, drogadicción, entre otras. Como consecuencia de estos fenómenos se produce la xenofobia y el racismo hacia culturas migrantes que llegan a los distintos países en busca de oportunidades de crecimiento.

El Ecuador está pasando por este dilema de la migración excesiva de países  hermanos,  al ser un país biodiverso lleno de culturas y tradiciones, en algunas ocasiones los extranjeros no logran adaptarse. El problema de la seguridad se evidencia al no existir  el  control de ingreso de los migrantes, por lo que logran ingresar ciertas personas con antecedentes penales. Los nativos en varias ocasiones culpan a los nuevos extranjeros por la baja económica  en sus hogares, que se ha producido como consecuencia de que el empleador explota al migrante  beneficiándose al contratar  sus servicios a menor costo,  porque sin duda para las grandes empresas es de gran ayuda al no tener que pagar el seguro por la falta de documentos.

Tener claro que el ecuatoriano en algún momento vivió una crisis económica y social, en aquella época también recurrió a la migración como alternativa para  poder sustentar la economía de sus hogares. En la actualidad migrantes latinos por la crisis que atraviesan han tenido que salir a distintos países para alimentar a sus familias, intentando llegar a Estados Unidos para el supuesto sueño americano.

Es importante apoyarse como hermanos sudamericanos y/o latinos, ya que la crisis es una cuestión temporal y depende del entorno y sus actores para que se solucione, pero mientras tanto debemos dejar de generalizar. En esa manera no se deben hacer prejuicios a personas viajeras y dejar de  pensar que existen fronteras que nos separan como lo que somos: seres humanos.

*El Autor tiene Doctorando en Investigación de la Comunicación en la Universidad Anáhuac México. EXPERTO Y CONFERENCISTA EN ÁREAS DE COMUNICACIÓN GUBERNAMENTAL, IMAGEN, CREDIBILIDAD Y POLÍTICAS PÚBLICAS.

Contacto en redes

@JairGt11

Facebook

Jair G. Torres

MTRO. Jair Torres (The Squirrel); © ® Derechos reservados