6 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

30% de mujeres que han sufrido violencia digital dejan de usar internet

“No necesitan tocar tu cuerpo físicamente para violarte”, sentenció Olimpia Coral Melo en el Foro “Cómo construir un mundo digital seguro”, celebrado en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Un ejemplo de violencia digital fue hace siete años, la activista Olimpia Coral estuvo en el ojo público tras la difusión de un video de carácter sexual sin su consentimiento.

Narra haberse acercado a las autoridades en busca de ayuda para que ese video dejara de circular en la red; sin embargo, la única respuesta que obtuvo fue que lo que ella había sufrido no se consideraba un delito.

Sufrió ciberacoso por parte de desconocidos y comentarios revictimizantes por parte de personas cercanas. Incluso algunos miembros de su familia aseguraron que ella había provocado esa situación. Todas estas acciones en conjunto hicieran que Olimpia sufriera depresión y pensara en el suicidio.

Su madre fue la primera que la ayudó a transformar su tristeza en motivación para luchar. Gracias al activismo de Olimpia y al de muchas otras sobrevivientes del mismo delito, hoy en día la difusión de contenido sexual sin el consentimiento del involucrado es considerado violencia digital y puede castigarse en 30 estados de la República por el conjunto de reformas a las leyes conocidas como “Ley Olimpia”.

No obstante, el hecho de que la identidad digital de Olimpia se limitara a ese video provocó que ella se alejara del mundo digital por un tiempo. Así como ella, 30% de las niñas y mujeres que han sufrido violencia digital dejan de usar internet, según información de la compañía de telecomunicaciones AT&T.

Con el objetivo de que todas las personas usuarias de medios de comunicación digitales aprendan a reconocer la violencia digital y puedan ayudar a combatirla, la  Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), AT&T México y la asociación civil Yo También organizaron el foro “Cómo construir un mundo digital seguro”.

En México, 13.2 millones de jóvenes entre 18 y 24 años son usuarios de internet, según datos del Inegi, y ellas mismas son las más vulnerables a sufrir violencia digital. Por esta razón, el foro se realizó en la rectoría de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), donde Olimpia Coral habló sobre el uso responsable de las plataformas digitales con los universitarios.

Sexting sin violencia digital

La traducción literal del sexting es sexo a través del texteo y consiste en el intercambio consentido de contenido erótico o sexual en plataformas digitales.

Durante el foro, Olimpia Coral aseguró que todos tenemos derecho a expresar nuestra sexualidad a través del sexting y dio algunas recomendaciones para que éste no se convierta en violencia digital.

La principal fue consentimiento antes, durante y después del sexting. La activista recomienda a las mujeres repensar si el consentimiento que dan es en función de su propio placer o sólo por complacer a sus parejas: “Tenemos que hablar del consentimiento, si te condicionan o presionan para hacer sexting ya no es sexting, es acoso”, asegura Olimpia.

También se necesita consentimiento para ver el contenido sexual más de una vez, guardarlo en dispositivos electrónicos o difundirlo con terceros. En caso de no tener ese consentimiento, el sexting se transforma en un delito de violencia digital.

Para hacer sexting de una manera más segura, la experta sugiere escoger plataformas digitales de mensajería que borren el contenido cada cierto tiempo o utilizar funciones que sólo permiten visualizar el contenido una sola vez.

Como recomendaciones para el sector público, Olimpia sugiere implementar educación digital en los planes de estudio desde edades tempranas; hacer accesible el derecho digital para todas las personas y homologar protocolos de actuación en las dependencias de gobierno que reciben casos de violencia digital.


Te puede interesar: Joaquín Cosío dispuesto a darle voz a Bowser


Daniel Ríos, vicepresidente adjunto de Asuntos Externos y Sustentabilidad en AT&T México, aseguró que “sólo podremos prevenir la violencia digital si nos educamos para usar la tecnología de forma responsable y se aplica el marco legal adecuadamente. Nos enorgullece ser los primeros en sumarse a esta alianza contra la violencia digital de la mano de Profeco e Inmujeres por un México conectado con perspectiva de género”.

Tanto los representantes de AT&T México como Olimpia Coral aseguraron que México es un precedente en violencia digital para Latinoamérica; sin embargo, reconocen que todavía hay mucho trabajo por hacer para asegurar un entorno digital seguro para todos los mexicanos.

“Cuando a mí me pasó, me hubiera gustado ver una imagen informativa en una empresa o por parte de una institución pública. Nos ayudan mucho haciendo este tipo de campañas de prevención. Si alguien se pregunta ‘¿sirve la ley Olimpia?’ Este es un gran ejemplo para ver que sí ha servido, por lo menos para poner la primera piedra”, destacó Olimpia Coral.