9 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Trabajen según la verdad y la justicia: Papa

En la ciudad del Vaticano, el Papa Francisco se reunió con los miembros de la prensa extranjera en Italia, expresando la estima por el trabajo que realizan: “Incluso cuando ponen el dedo en la llaga, y quizás la llaga está en la comunidad eclesial. El suyo es un trabajo precioso porque contribuye a la búsqueda de la verdad, y sólo la verdad nos hace libres… En la Iglesia siempre encontrará la justa estima por su trabajo y el reconocimiento de la libertad de prensa”.

El Papa citó las palabras de su predecesor, Benedicto XVI, afirmó: “A veces los medios de comunicación tienden a hacernos sentir siempre “espectadores”, como si el mal sólo afectara a otros, y ciertas cosas nunca nos podrían pasar”. En cambio, todos somos “actores” y, para bien o para mal, nuestro comportamiento influye en los demás”. Y añadió: “Por eso os exhorto a que trabajéis según la verdad y la justicia, para que la comunicación sea verdaderamente un instrumento para construir, no para destruir; para encontrarnos, no para chocar; para dialogar, no para monologizar; para orientar, no para desorientar; para comprender, no para incomprender; para caminar en paz, no para sembrar odio; para dar voz a los que no la tienen; para dar voz, no para ser un megáfono a los que gritan más fuerte”.

La humildad ha sido considerada una virtud para la vida espiritual, sin embargo, puede ser un elemento fundamental de la profesión periodística. Incluso, algunos pueden pensar más en otras virtudes, consideró el Papa, como “profesionalidad, competencia, memoria histórica, curiosidad, capacidad de escribir, capacidad de investigar y de hacer las preguntas correctas, rapidez de síntesis, capacidad de hacer comprensible al público en general lo que sucede….”.

“Los periodistas humildes no son mediocres, sino más bien conscientes de que a través de un artículo, un tweet, una televisión o una radio en directo se puede hacer el bien, pero también, si no se es cuidadoso y escrupuloso, el mal se hace a los demás y a veces a comunidades enteras” … “La humildad de no saber todo primero es lo que mueve la investigación. La presunción de que ya lo sabe todo es lo que la bloquea”.

“La información falsa puede extenderse hasta el punto de parecer auténtica. Por esta razón, los periodistas siempre deben considerar el poder de la herramienta a su disposición, y resistir la tentación de publicar noticias que no han sido suficientemente verificadas”.

“La humildad nos hace acercarnos a la realidad y a los demás con una actitud de comprensión”, añadió. Después, el Papa enumeró algunas actitudes que el periodista debe cultivar: no alimentar los eslóganes, “que, en lugar de poner en marcha el pensamiento, lo anulan”; no crear estereotipos; no se conforma con representaciones cómodas que retratan a “los individuos como si fueran capaces de resolver todos los problemas, o por el contrario como chivos expiatorios, sobre los que descargar toda la responsabilidad”.

El Papa subrayó el importante papel del periodismo como memoria. Por eso afirma, “Nos ayudan a no olvidar las vidas que acaban de nacer, que se extinguen por el hambre, las penurias, la falta de cuidados, las guerras; las vidas de los niños soldados, las vidas de los niños violados. Ayúdennos a no olvidar a tantas mujeres y hombres perseguidos por su fe o su etnia, discriminados, víctimas de la violencia y de la trata de seres humanos. Ayúdennos a no olvidar que los que se ven obligados -por desastres, guerras, terrorismo, hambre y sed- a abandonar su tierra. No son un número, sino un rostro, una historia, un deseo de felicidad”.

El Papa concluyó su discurso afirmando: “Aprecio el compromiso con el que llevan a cabo su trabajo, que, vivido con espíritu de servicio, se convierte en una misión. Durante mis viajes apostólicos, puedo ver el esfuerzo que implica. Además, viven lejos de sus países de origen y se encuentran con el país en el que trabajan, sabiendo cómo captar sus aspectos positivos y negativos. Los invito a ser un espejo que sepa reflejar la esperanza. Y deseo que sean mujeres y hombres humildes y libres, que son los que dejan una buena huella en la historia”.