7 febrero, 2023 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Siguen los Sedena Leaks: dos mandos militares son acusados de lavado de dinero y abuso de autoridad

Comandantes del Ejército son investigados por contratar empresas fachada que presuntamente realizaron operaciones con recursos de procedencia ilícita, según denuncia abierta ante el órgano de control interno de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

 

Según el documento, que figura entre los correos hackeados por ‘Guacamaya’ de los servidores de la Sedena, el coronel Rafael G., ingeniero graduado del Estado Mayor, responsable de una subdirección del Ejército, contrató irregularmente en 2019 a una empresa para impermeabilizar instalaciones militares. y nombró al Capitán Jorge A. como coordinador de obra que ha recibido numerosas transferencias de dinero electrónico y efectivo que incrementaron su patrimonio en un 7.386% en menos de tres años.

 

Esta es la información proporcionada por el área de Quejas, Denuncias e Investigaciones del Órgano de Control Interno de la Sedena al área de Responsabilidad de esa dependencia el 30 de abril de 2021, según un correo electrónico. El supuesto informe de responsabilidad administrativa muestra el modus operandi en el que el Capitán Jorge A. recibió depósitos millonarios de la empresa Sinergia Integral Cristowen, incluso antes que el Coronel Rafael G. lo contrató para impermeabilizar cerca de 588,000 metros cuadrados de edificios pertenecientes a 189 organizaciones militares, un área equivalente a la colonia Polanco de la Ciudad de México.

 

Jorge A., además de tener tres cuentas en Banjército, abrió otras dos en Banco Coppel en las que recibió pagos electrónicos por un total de 239 millones 573 mil 946 pesos, entre 2017 y 2019, de los cuales 190 millones provinieron de cuatro empresas que la Unidad de Información Financiera (UIF) definida como “fachada”. En ese período los militares realizaron retiros por 83 millones 387 mil 293 pesos que se dispersaron en las cuentas bancarias de ocho personas, entre ellas dos militares, y tres empresas.

 

Los investigadores de la Sedena, que actuaron de acuerdo con la alerta de la Ui, determinaron que el capitán realizó 70 transferencias entre cuentas propias por 33 millones 677 mil pesos y recibió cinco transferencias de otras cuentas por 5 millones 135 mil pesos. Las denuncias de posible lavado de dinero también se basan en que el militar recibió 43 depósitos en efectivo por un total de 619.146 pesos.

 

La Sedena señala que el capitán investigado percibió un salario por un total de 3 millones 242 mil pesos en ese período.

 

 

Con información de Latin.us