6 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Reportes de Sedena hackeados por guacamaya dejan ver un posible vínculo entre el gobierno de Morelos y el narco

Es posible que el grupo delictivo autodenominado Comando Tlahuica se encuentre coludido con el gobernador actual de Morelos, debido al interés que demuestran por la seguridad de este”, señalan documentos consultados por Animal Político.

Continúan las revelaciones realizadas tras el hackeo a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA). Ahora se están dando a conocer informes que vinculan al gobierno de Cuauhtémoc Blanco en Morelos con organizaciones criminales. La supuesta seguridad del mando de Tlahica no es con ganas de cuidar una gloria del fútbol mexicano. Sino porque este, desde que era alcalde de Cuernavaca, mantuvo los acuerdos. Por ejemplo, se dice que El Cuau les permitió administrar el sistema de agua potable y alcantarillado de Cuernavaca.

 

Esta información difundida por el hackeo de Guacamaya solo arroja más sospechas sobre el gobierno de Morelos. No hay que olvidar que a principios de año se publicaron fotos en las que Cuauhtémoc Blanco posaba con individuos identificados como cabecillas del crimen organizado. Uno de ellos Homero Figueroa Meza, La Tripa, jefe del Comando Tlahuica

 

Bueno, en realidad, no es solo el gobierno de Cuau. Informes militares indican que el narcotráfico en Morelos también incluye alcaldes, diputados y jueces. En cuanto a los legisladores, no son de un partido en particular: son iguales, vienen de todos. Preocupante, ¿verdad?

 

Según Animal Político, los informes de la SEDENA datan de 2019. Apenas cuatro meses después de que Cuauhtémoc Blanco asumiera como gobernador de Morelos. En documentos extraídos por los hackers de Guacamaya, la milicia advierte que colaboradores del exfutbolista, varios legisladores, 18 alcaldes y nueve jueces tenían (y tal vez aún tengan) posibles vínculos con Los Rojos y Guerreros Unidos. Otras organizaciones criminales son mencionadas en los documentos de la SEDENA, como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), así como el llamado Comando Tlahuica. Este último es aquel con el que se vinculó a Cuauhtémoc Blanco en relaciones militares.