26 noviembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Publicidad engañosa

Por Liliana García Navarro

Cada año hay un día tal vez muy esperado para algunos, aunque puede ser no tanto para otros, una fecha que para mi gusto solo se trata de mercadotecnia y de engaño, se trata del Buen Fin de cada año en México.

Una fecha que solo se trata de una palabra, porque carece de verdadero significado, porque realmente no es una fecha que se pueda aprovechar una sola vez al año, hablando de los dizques descuentos que se vienen anunciando desde muchos días antes de la gran fecha.

En lo personal he comprado antes de la tan anunciada fecha, y me he dado cuenta de que los precios son los mismos, desde mucho antes que, iniciara el famoso Buen Fin, solo se trata de un concepto engañoso.

Porque realmente los precios siguen siendo los mismos en todo el año, y cuando llega la fecha del Buen Fin, solo le ponen la palabra, pero los precios siguen siendo los mismos, solo anuncian un dizque descuento que realmente no existe ya que es un juego de palabras para engañar a las personas, pudiéndolo comprar durante el año y no esperar hasta una fecha “especial” anunciada y comercializada en nuestro querido México.

Ya que, si usted compra en la fecha del Buen Fin, aquí los únicos que ganan son el comercio y no usted, porque elevan los costos en esa fecha y luego dicen que están con descuentos y realmente usted viene pagando lo mismo que en cualquier fecha del año.

Es un engaño porque al final el que sale pagando más son los consumidores, ya que a la larga se endeudan con sus tarjetas o bien, pidiendo prestado dinero para que al final, el consumidor pague mucho más de la cuenta en su producto y no solo eso, si no que hasta con muchos intereses. A la larga afecta al consumidor endeudándose, pudiendo comprar el mismo producto durante el año y sin engaños.

El Buen fin es solo para los comercios, porque son los que salen ganando, también porque sacan sus productos viejos de temporadas pasadas que no se les pudieron vender y aprovechan para sacarlos y ahora sí que todo lo viejo que no pudieron vender; si se trata de ropa tenga mucho más cuidado porque le sale más caro comprar ropa vieja de saldos que no se vendieron en el pasado, porque para cuando usted la usa le dura muy poco tiempo porque se rompe o, se pica la tela, haciendo de esto un grave error, porque a la larga le sale mucho más caro, porque tiene que volver a comprar ropa.

En estos tiempos de crisis todo aumenta inesperadamente cada día, tenemos que hacer conciencia y pensar muy bien antes de comprar algo con engaños, para no tener un problema de endeudamiento a futuro.

Ahora sí que, no gastar de más y hacer oídos sordos a tanta publicidad engañosa del dizque Buen fin, solo comprar lo que realmente se necesita.

No se deje engañar, tómelo con calma y con inteligencia, el Buen fin es solo para el comercio y NO para los clientes. www.intersip.org