7 febrero, 2023 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

PROTECCION NECESARIA

Latitud Megalópolis

Por: MTRA. AIDA DEL CARMEN SAN VICENTE PARADA

  • Avances en la protección de los animales destinados a la ganadería.

Por unanimidad de 475 votos el pasado 16 de noviembre la Cámara de Diputados aprobó la reforma de los artículos 19, 22 y 172 de la Ley Federal de Sanidad Animal para garantizar el trato digno y respetuoso de los animales destinados a consumo, se añadió también el término maltrato para calificar el manejo inadecuado de los animales, de esta manera la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación puede implementar medidas para el adecuado manejo y trasporte de los animales de ganadería.

Esta reforma pretende mejorar las condiciones en las que son trasportados los animales, garantizar el bienestar animal, incluir los criterios y requisitos que deban observarse en materia de sanidad animal, para el traslado de animales enfermos, a menos que este sea con fines médicos, científicos o de sacrificio por circunstancias sanitarias y por último fu sustituido el salario mínimo por Unidad de Medida y Actualización para las multas por alimentar a animales con sustancias prohibidas. El fin de la reforma es prohibir toda acción u omisión que constituya maltrato animal durante el traslado de los animales.

La Cámara de Diputados resaltó que México ocupa el tercer lugar a nivel internacional en maltrato animal de acuerdo con el INEGI. Esto evidencia que el maltrato animal es una problemática social que debe ser erradicada.

De hecho, ya existía la NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-051-ZOO-1995, TRATO HUMANITARIO EN LA MOVILIZACION DE ANIMALES que aplica para todo tipo de animales, sobre todo, los silvestres, por tal motivo es adecuada la reforma en comento porque fortalece las prácticas humanitarias en el traslado de animales de consumo como cerdos, gallinas, pollos, vacas, entre otros.

Debemos recordar que la vida que llevan estos animales es deleznable, pues son destetados a la mayor brevedad posible, no ven la luz del día, muchas veces duermen en sus propias heces, adquieren infecciones y lesiones por el hacinamiento, esto implica que se les den dosis altas de antibióticos y en otros casos son alimentados con hormonas del crecimiento y con sustancias prohibidas; aunado a ello en las condiciones de traslado sufren lesiones porque se les administran descargas eléctricas para que avancen en la fila o se acomoden, los espacios de los trasportes son inadecuados, por lo que el animal puede viajar durante horas en posiciones incómodas y con dolor.  Todavía de que la industria obtiene un provecho de ellos, los maltrata impunemente, es por ello que debemos erradicar este tipo de prácticas.

Es un gran avance pero aún necesitamos hacer más, los animales no pueden estar sometidos a una vida de maltrato.