1 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Presenta gobierno capitalino avances en trabajos de desazolve para mitigar inundaciones durante temporada de lluvias

  • Sheinbaum Pardo dio el banderazo para el inicio de los trabajos de desazolve en la Presa de San Lucas, alcaldía de Xochimilco
  • Las labores también se llevan a cabo en presas al poniente de la capital porque representan un foco de infección que afecta la salud de los habitantes

Con el objetivo de mitigar las inundaciones derivadas de las fuertes precipitaciones pluviales en la capital del país, el Gobierno de la Ciudad de México presentó los avances del Programa de Desazolve de Presas, Lagunas, Cauces y Ríos, e inició los operativos que se llevarán a cabo durante la temporada de lluvias 2019.

Durante el evento, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, y el Coordinador General del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), Rafael Bernardo Carmona Paredes, dieron el banderazo para el arranque de los trabajos de desazolve en la capital del país, que iniciaron en la Presa de San Lucas, ubicada en la alcaldía de Xochimilco.

“Vamos a seguir trabajando durante todos los años para que esta zona quede con un saneamiento integral. No solamente el objetivo es que tenga suficiente espacio para poder almacenar el agua de lluvia que viene durante esta época de la parte alta de Xochimilco, sino también el objetivo es sanear este espacio”, indicó Sheinbaum Pardo.

Para ello, dijo, se realizarán trabajos en la parte junto a la calle de la presa San Lucas con el propósito contar con una trotapista y ciclopista, de tal manera que se amplíe la banqueta y también los habitantes de la zona puedan disfrutar de un espacio de recreación.

Destacó que los trabajos de desazolve también se llevan a cabo en presas al poniente de la capital para mitigar las inundaciones y porque representan un foco de infección que afecta la salud de los habitantes.

“Queremos hacer un saneamiento integral de los ríos de la ciudad, de tal manera que se separen los ríos, el drenaje, del agua de lluvia y se haga un saneamiento integral desde la parte alta hasta la parte baja (…) que se conviertan en corredores verdes, donde las familias podamos disfrutar de un espacio público y al mismo tiempo nos sirvan para la mejora ambiental de la Ciudad de México”, indicó.

Destacó que para la temporada de lluvias se coordinarán las Secretarías de Seguridad Ciudadana (SSC); de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGRIP); SACMEX; el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la Ciudad de México (C5); el H. Cuerpo de Bomberos; y las 16 alcaldías, para atender las posibles inundaciones que puedan presentarse en la metrópoli.

El  Coordinador Carmona Paredes, afirmó que es necesario limpiar el drenaje y efectuar el desazolve de los cuerpos de agua que reciben las lluvias para que las inundaciones en las calles y avenidas de la metrópoli sean con menor impacto.

Explicó que durante los trabajos se ha retirado basura, árboles caídos, maleza, en distintos, bajopuentes, cauces y colectores para que la capacidad de conducción del agua pueda ser la máxima posible, y se llevan a cabo trabajos de mantenimiento en las plantas de bombeo y tableros de control.

“En este 2019 tenemos programado las acciones en cuatro mil 541 kilómetros de redes primarias y secundarias, de los que hemos ejecutado ya el 45 por ciento. Las alcaldías tomaron a su cargo dos mil kilómetros, de los cuales ya han ejecutado 904, que representa un 44 por ciento”, indicó.

Informó que el volumen a retirar en el desazolve de 11 presas es de 414 mil 627 metros cúbicos (m3), con una inversión de casi 140 mdp. En siete lagunas, 372 mil 750 m3, con una inversión de 84 mdp. “La suma nos lleva a una inversión total de 223.7 millones de pesos para estas labores previas al desazolve”, refirió.

La dependencia cuenta con la información del pronóstico meteorológico para preparar acciones preventivas ante las lluvias. Los datos también son obtenidos por el Sistema Meteorológico Nacional y  por el radar de SACMEX que opera desde el Cerro de la Estrella.

Informó que se tiene una coordinación con C5 para monitorear en tiempo real, los encharcamientos e inundaciones que generen por las precipitaciones pluviales.

Además, para el operativo de lluvias, se cuenta con 120 campamentos de atención distribuidos en toda la metrópoli.

Asimismo, señaló que en beneficio de la ciudadanía se creó un semáforo de lluvias: verde, amarillo, naranja, rojo y rojo más intenso. Este último, marca las zonas propensas a encharcamientos e inundaciones.

Carmona Paredes, comentó que el SACMEX tiene 78 terminales remotas de información de lluvias, 48 camiones hidroneumáticos, 14 equipos de emergencia, 40 cuadrillas, 566 trabajadores y técnicos, 17 motociclistas, 120 radios de comunicación y 85 equipos hidroneumáticos.

El Sistema de Aguas capitalino, pone a disposición de la población el número telefónico del Centro de Atención, 56543210 para cualquier duda, aclaración, o emergencia, y exhorta a la ciudadanía a tener un manejo adecuado de residuos y desechos para prevenir los encharcamientos y tener una mejor disposición de la basura.

El titular de la SSC, Jesús Orta Martínez, refirió que la dependencia realiza acciones de resguardo y atención a la ciudadanía, a partir de tres acciones: Diagnóstico inmediato a través de los Jefes de Cuadrante; cuatro mil 300 elementos preparados con equipos “unimog” (vehículos para circular en zonas con alto nivel de agua), lanchas y otro tipo de equipamiento; así como el apoyo a otras instancias con el arrastre de vehículos y materiales que obstruyan el alcantarillado.

“La Secretaría de Seguridad Ciudadana implementa, en caso de un fenómeno extraordinario que provoque alguna inundación por cuestiones de lluvias extraordinarias, el Plan de Auxilio y Protección de la Ciudadanía”, aseveró.

El Coordinador General del C5, Juan Manuel García Ortegón, dijo tiene como objetivo la recepción y coordinación de atención de emergencias para la capital, para realizar una base de datos con el fin de analizar los eventos relacionados con la temporada de lluvias, como encharcamientos, afectaciones de tránsito y caídas de árboles.