7 febrero, 2023 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Columnista Daniel Valdez García

¿POR QUÉ LA FiESTA DE ACCIÓN DE GRACIAS?

Sacerdote Daniel Valdez García

 

La fiesta de Thanksgiving o de Acción de Gracias se celebra este jueves y es una de las más importantes del calendario estadounidense. No se ha replicado en el resto del mundo, pero alguno de sus detalles si, como es el Black Friday, que ya ha traspasado sus fronteras.

1. Origen. Dicha creencia popular como tradición se remonta al año 1621, cuando los primeros colonos ingleses en América del Norte se reunieron para celebrar su primera cosecha y dar gracias a Dios. En esa celebración en Plymouth aparecieron unos indios Wampanoag que comieron y bebieron junto a los colonos. Lo cual es un mito fundacional; la fiesta como ahora se conoce es del siglo XIX.

2. Día de Gracias que se celebraba en distintas fechas del otoño según los estados, y su proclamación como fiesta nacional estadounidense a celebrarse el último jueves de cada noviembre se debe a Abraham Lincoln en 1863, la cual se hizo durante la Guerra de Secesión y pronto se convirtió en una de las fiestas compartidas por todos los americanos, incluidos los rebeldes sureños. Esta fiesta la celebran y la comparten todos sin ningún relación a ninguna ceremonia religiosa. Así que si alguien piensa que es de tinte confesional se equivoca. La acción de Gracias está en el compartir en lugar de competir, incluso se invita a los que vienen o están solos. Y los muchos que no tienen familia se reúnen en lo que llaman “Friendsgiving”. ¡Es la fiesta de la solidaridad!, lo cual no deja de raro en esta cultura materialista y eminentemente mercantilista!

3. Es la fiesta del reencuentro con la familia, los amigos y los vecinos. Estos países tienen como valor principal el trabajo, pero en este tiempo viajan por todos los medios de movilidad humana para reunirse con la familia. Por eso el black friday se une a este importante fin de semana en familia y amigos.

4. El Pavo es el gran aporte de América a las fiestas navideñas. Es casi obligatorio que cada familia coma, al final de la tarde, un pavo asado, acompañado de puré de patata, salsa de arándanos rojos y pastel de calabaza. Los supermercados del país ofertan pavos para la ocasión, y este año se calcula que se matarán 46 millones de animales. Una semana previa a la fiesta, el presidente del país “indulta” a un pavo al que presenta en sociedad en un acto televisado, y al afortunado se lo impone un nombre. Políticos que practican el clientelismo regalan en esta fiesta decenas de pavos entre sus electores para asegurarlos a su favor.

5. Me preguntan ¿si los católicos podemos celebrar esta fiesta de Día de Gracias?, lo cual es como preguntar si los católicos podemos celebrar el Día del niño y de la niña que festejamos con gran solidaridad y afecto hacia los chiquitines. Lo que si podemos hacer es quitan bulos, mitos y leyendas acerca de esta celebración de nuestros vecinos y hermanos norteamericanos.

Ojalá los católicos fuéramos más solidarios con nuestros hermanos que están tan solos, incluso con la propia familia.

¡Happy Thank‘s Giving”.