2 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

#PolíticaConsciente

¡Aplaudo la renuncia de Germán Martínez, al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)! y no sólo eso, aplaudo los pantalones que tuvo al dar declaraciones tan transparentes y emitir un comunicado oficial desde la institución con un explicación muy puntual.

Es la primera vez, que veo un acto político ético público, dentro del gobierno.

Es un secreto a voces, que si bien, el presidente tiene buenos asesores y gente preparada en su equipo, hace caso omiso de sugerencias y toma las decisiones que él cree pertinentes.

Al parecer es una muestra más, de que prefiere revisar por encimita la situación financiera de las instituciones y no llegar al fondo de la corrupción. Lo peor es que con su gran don de palabra, hace sus declaraciones, tratando de parecer un hombre de estado: “Yo soy muy ortodoxo muy respetuoso de las decisiones que toma Hacienda”.

Lo ortodoxo, no exime de revisar los actos de ineficiencia que se exponen dentro del gobierno federal. Por este tipo de situaciones, es que ningún funcionario se atreve a exhibir el abuso de poder que impera dentro.

Me parece un discurso sumamente incongruente, el hecho de que el presidente hable incluso, de revisar y enjuiciar a expresidentes de otros partidos y que no pueda si quiera sentarse a revisar una situación dentro de su gabinete para resolverla de la mejor manera y en favor de la institución y la derechohabiencia.

En cambio, prefiere hacer como si nada pasa y remplaza de inmediato la pieza que le quedó vacante en el tablero.

La gente que hemos tenido la fortuna de servir a México desde el IMSS, sabemos de sobra las carencias que presenta la institución, el mal uso que se le da a los recursos y los negocios millonarios que se hacen con los contratos de medicinas y “compras consolidadas” para beneficiar a unos cuantos.

Hay que revisar a fondo dos aspectos, que considero, los más importantes y básicos para un buen funcionamiento y evolución de un país: la salud y la educación.

Señor presidente, ya deje de tratar de darnos atole con el dedo, usted más que servir al pueblo; sólo sirve a su enorme ego.

Instagram: @karlarojodelavega

Twitter: @karrojodelavega

Facebook: Karla Rojo de la Vega Mota Velasco