7 octubre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Nuevo código para la protección ambiental y desarrollo sostenible del Estado de México

El Estado de México es la primera entidad en la que el PVEM logra implementar la Ley para la Regulación y Aprovechamiento de Alimentos en donde el objetivo de esta  es garantizar el derecho constitucional a la alimentación a aquellos sectores de la población que por diferentes causas no pueden satisfacer esa necesidad básica, prevenir del desperdicio de alimentos, fomentar su rescate y recuperación, así como la reutilización de los alimentos. Cumpliendo así un logro necesario para la entidad y por supuesto aguardando por más propuestas que cambien la realidad que vivimos como mexiquenses.

Es por eso que el  siguiente objetivo del grupo parlamentario verde es buscar una educación ambiental y concientización para generar una ética ambiental que cambie nuestros hábitos humanos, en donde  la magnitud del crecimiento socioeconómico ha sobrepasado los avances alcanzados hasta ahora para frenar la degradación ambiental y revertir sus efectos.  En este sentido el diputado José Alberto Couttolenc Buentello propuso en días pasados un Código para la Protección Ambiental y el Desarrollo Sustentable del Edomex, y llamó a sus compañeros a legislar para garantizar la vida y conservación de los ecosistemas que la sustentan.

Toda vez de que el Código para la Biodiversidad de la entidad mexiquense sigue adoleciendo de una variable vital: la voluntad política de los funcionarios responsables de aplicarlo, así como la ausencia de un perfil idóneo de ellos, lo cual exhibe la falta de políticas públicas para hacer realidad una Ley que existe desde hace varios años en territorio mexiquense, hasta ahora que se puede realizar el gran cambio.

La destrucción de los ecosistemas y del medio ambiente está repercutiendo en el desarrollo de los pueblos, colonias, rancherías, y ciudades, porque es claro que la contaminación no reconoce fronteras geográficas, no distingue de clases sociales, ni económicas, no distingue de clases políticas o colores de partidos, a todos nos afecta por igual.

Cabe señalar que el Código que nació para lograr un equilibrio ecológico, pero es violentado todos los días, incluso por las autoridades, según denuncian especialistas y existe un gran desconocimiento de los libros que lo integran (Los Libros de este Código buscan regular temas como: equilibrio ecológico, la protección al ambiente y fomento al desarrollo sostenible; el agua; el manejo de residuos y la protección de los animales.) porque también ha faltado interés de los gobiernos en difundirlo, pues no ven el tema ambiental como una prioridad; por lo cual no se acata ni el 25 por ciento de sus disposiciones,  aun cuando establece fuertes sanciones a quienes violenten su contenido.

En este sentido se da con gran relevancia la nueva propuesta del Código Para la Protección Ambiental y Desarrollo Sostenible del Edomex el cual propone una regulación que asegure recursos ambientales y naturales que permita el desarrollo y mejoramiento de la calidad del ambiente de manera integral y respetuosa, asegurando su conservación.

Partiendo inicialmente con un ajuste el nombre como Código para la Biodiversidad en el Edoméx por un título integral, considerando que al hablar de biodiversidad  sólo se refiere a la flora y fauna. Sin embargo, los ecosistemas están integrados por componentes bióticos y abióticos.

Sobre el tema del agua propone considerar su conservación, protección y restauración y no únicamente su aprovechamiento; garantizar el recurso en calidad y cantidad para todos los mexiquenses; establecer su gestión integral y el cobro por consumo, así como la obligación de la captación de agua pluvial tanto para las empresas como para los desarrolladores inmobiliarios y sancionar la sobreexplotación de los mantos acuíferos.

Cabe señalar que en el país alrededor de 25 millones de personas se dedican a las actividades agropecuarias, dijo que el Estado de México puede y debe sumarse a las acciones orientadas a la protección de los ecosistemas y los recursos naturales, cumplir con lo dispuesto por la Ley del Agua para el cuidado del líquido y atender los compromisos contraídos con la Agenda 2030 en materia de desarrollo sustentable.

También propone incorporar en toda la normatividad el recurso forestal no maderable, regular la generación de bancos de germoplasmas, fomentar el pago por servicios ambientales, el principio del que contamina paga y el desarrollo de plantaciones forestales comerciales en suelo erosionado o perturbados con vocación forestal, impulsar la tecnología y promover el valor del conocimiento de los pueblos indígenas en el uso de los recursos naturales.

El nuevo código también incluiría regular que el uso de suelo sea acorde con su vocación natural, limitar la asunción de funciones para la protección de áreas naturales protegidas, establecer que en todos los niveles de educación en el estado se incorporen contenidos ecológicos y ambientales, así como obligar a que en cualquier tipo de obra se considere la afectación directa e indirecta a la flora y la fauna.

Sobre los residuos sólidos, plantea crear centros de acopio para la recuperación y disposición de residuos farmacéuticos y que los rellenos sanitarios se conviertan en centros de acopio, reciclado y reúso con aprovechamiento del biogás, además de fomentar el consumo de productos a granel, eliminar plásticos de un solo uso e incorporar la responsabilidad extendida para que fabricantes de productos que al final  generan residuos se hagan responsables de estos.

Además, propone revalorizar los residuos para considerarlos una actividad productiva; convertir la basura en energía y una nueva clasificación de residuos en vidrio, papel y cartón, metales, plástico, orgánico y manejo especial.

Adicionalmente, se plantean políticas para evitar la reducción y fragmentación de los hábitats de la flora y la fauna silvestres, fomentar un mayor cuidado de especies sujetas a protección o en riesgo, prohibir que se trafique con ellas de acuerdo con las Normas Oficiales Mexicanas aplicables y establecer la obligación de supervisar y dar seguimiento de los permisos de aprovechamiento.

La propuesta estima como prioridad generar estímulos fiscales por la instalación de azoteas verdes, uso de tecnologías amigables con el medio ambiente, promoción de los ecodeportes y fomento del uso de vehículos híbridos y eléctrico.

La necesidad del nuevo código es más que clara y el debate ya está en la mesa. Pero como siempre estimado lector usted tiene la mejor opinión.

Contacto.

Facebook: Ariel Pérez Garduño

Twitter: @ArielPerez117