1 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

¿La migración un camino sin destino?

Una colaboración especial de los alumnos de la UTC (Universidad Técnica de Cotopaxi) del Ecuador, en apoyo del Doctorante Jair G. Torres; Cacpata Edwin; Cruz Abigail; Guano Diego; Lagla Rosa; Paredes Alexandra

Crédito: John Moore

En una segunda historia:

Nos encontramos en el siglo XXI, en donde la migración es un fenómeno que ha tenido un auge en los últimos años, debido a la realidad social que vive cada país en donde el principal problema es el alto grado de pobreza que vive cada familia, existen diferentes motivos que obedecen a causas políticas, económicas o religiosas, en donde la persecución, el terrorismo, las guerras, el desempleo y la inseguridad desplazan a las personas fuera de sus Fronteras Nacionales.

Según Álvarez en 2012 “actualmente el 53% de latinoamericanos estarían dispuestos a migrar si tuvieran la posibilidad de hacerlo. Más de 20 millones de personas residen fuera de sus países de origen”. Los emigrantes que llegan a su país de destino sufren demasiado debido a su fragilidad, están expuestos fácilmente a que sus derechos sean violentados, a su vez, están expuestos a rechazos que en muchas ocasiones no entienden de que cultura vienen, a la mayoría de emigrantes se les complica mucho adaptarse a una nueva cultura para radicar en un nuevo país, por lo cual, se ven obligados a cambiar de manera drástica su antigua cultura o costumbres por un sistema que vaya conforme al acercamiento de la sociedad. Además, se debe tener en cuenta que las personas que deciden migrar.

En América Latina la gente ha salido de su país de origen, a pedir acilo en otros países a causa de la mala dictadura de algunos presidentes, que no han sabido administrar bien su región, hay que tener en cuenta que los migrantes quienes se han trasladado fuera de su Estado, en la actualidad sufren de xenofobia. Por esta razón las calles están llenas de vendedores extranjeros, que representan una importante cantidad de población en el país; ya que la crisis económica y humanitaria ha permitido un flujo migratorio notable, desestabilizando la mano de inteligente en cada región.

Debido a la migración los países de origen quedan en el abandono, generando más miseria y sobre todo permitiendo que los líderes políticos se afiancen aún más en el poder y en sus ideologías, dogmas y formas egoístas de gobernar. Según Martí en 2015 “cuando los habitantes de un pueblo emigran, no son ellos los que debían emigrar, sino sus gobernantes”. La migración es un desafío voluntario que una persona decide atravesar por cuestiones de supervivencia

Mientras muchos migran con seguridad y encuentran donde refugiarse, otros arriesgan su vida, sin ningún tipo de seguridad y en el intento de buscar un porvenir para sus familias, mueren en el transcurso de la migración. Debemos tener en cuenta que la mayoría de los migrantes no tienen pasaporte, ni las posibilidades económicas, por ende, sus viajes son muy riesgosos.

Pero a todo esto, surgen variables favorables, quizá el destino del migrante no sea una cuestión siempre de pobreza, hay algo que se añadió últimamente y es la aporofobia, la cuestión de no comulgar con la pobreza, pero en donde hay grupos que aportan a una sociedad. Por ejemplo, ha habido migrantes que invierten en países o generan, y otros que han mejorado los servicios de los mismos. Incluso hay selecciones como la francesa que han llegado a ganar una copa mundial por este factor. Al final, encontrar un equilibrio depende de las metas de cada uno y una colaboración de servidores públicos y políticas públicas que busquen el bien común.

*El Autor tiene Doctorando en Investigación de la Comunicación en la Universidad Anáhuac México. EXPERTO Y CONFERENCISTA EN ÁREAS DE COMUNICACIÓN GUBERNAMENTAL, IMAGEN, CREDIBILIDAD Y POLÍTICAS PÚBLICAS.

Contacto en redes

@JairGt11

Facebook

Jair G. Torres

MTRO. Jair Torres (The Squirrel); © ® Derechos reservados