30 noviembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Hidrógeno Verde: ¿Qué es y para que sirve?

¿Hidrógeno Verde?. El hidrógeno es el elemento químico mas simple y abundante que existe en el Universo. En la Tierra, el hidrógeno lo podemos encontrar formando parte de moléculas que son fundamentales para la vida, representando el 75% de la materia del planeta. Entonces, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de hidrógeno verde?

El hidrógeno verde es un tipo de hidrógeno que se genera a partir de fuentes o energías renovables que no emiten gases de efecto invernadero (GEI), siendo por tanto un combustible limpio y sostenible con el medio ambiente, contribuyendo de esta manera a acelerar la transición energética que tanto necesita nuestro planeta para luchar contra el cambio climático.

El único hidrógeno en el mundo que es sostenible al 100% con el medio ambiente es el llamado hidrógeno verde. La gran mayoría del hidrógeno que se produce en el mundo se obtiene mediante combustibles fósiles, concretamente a partir del gas natural, provocando una cantidad ingente de emisiones que son muy perjudiciales para el clima.

¿Cómo se obtiene el hidrógeno verde?

El hidrógeno verde se obtiene mediante un proceso llamado electrólisis, el cual consiste en la descomposición de la molécula del agua en los gases de oxígeno (O2) e hidrógeno (H2) utilizando una corriente eléctrica continua, impulsada por energías renovables como la energía solar, la energía eólica, la energía geotérmica y la energía hidráulica.

El popular escritor francés Julio Verne, un auténtico visionario en su época, escribió lo siguiente en su novela «La isla misteriosa» (1874):

Creo que un día se empleará el agua como combustible, que el hidrógeno y el oxígeno que la constituyen, utilizados aislada o simultáneamente, proporcionarán una fuente de calor y de luz inagotable.Julio Verne

Elemento clave para la descarbonización y la transición energética

Hablamos de hidrógeno verde porque supone anticipar el proceso de la transición energética en la lucha contra el cambio climático. Para evitar que el cambio climático se manifieste en su máximo esplendor, debemos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) casi en su totalidad durante este siglo XXI.

Su índice de contaminación cero puede ser clave como materia prima y no sólo como un vector energético. Se trata de una alternativa muy atractiva para lograr convertirse en el combustible del futuro, ya que puede almacenar la energía que proviene de energías renovables y también se puede utilizar como combustible limpio que sustituya a los combustibles fósiles como el gas natural.


Te puede interesar: ¿Quién es Marie Tharp?, el Doodle de Google


Para conseguir este objetivo, los expertos en la materia habían puesto el foco en reducir las emisiones en la generación de electricidad para conseguir este objetivo. También se han centrado en la movilidad por carretera, con el objetivo de eliminar poco a poco los vehículos de combustión en 2035, año en el que estará prohibida la venta de todos aquellos vehículos diésel, gasolina o híbridos no enchufables en todos los países que forman la Unión Europea.

El hidrógeno verde aspira a ser una de las principales opciones que ayude a conseguir la descarbonización del planeta en los sectores de difícil electrificación, como son la aviación, la industria y el transporte marítimo. En este punto, el hidrógeno se postula a ser una herramienta muy valiosa para conseguir el objetivo de la neutralidad climática para el año 2050.

Otro aspecto a tener muy en cuenta es la reducción en los costes de las energías renovables, abriendo las puertas de par en par al hidrógeno para que sus precios sean competitivos en el mercado.

Ventajas y desventajas

El hidrógeno verde muestra el potencial necesario para hacer frente al cambio climático y lograr la neutralidad en carbono que tanto necesitamos.

Las principales ventajas que nos ofrece son:

  • Energía limpia 100% sostenible: El único residuo que genera es agua, dado que no emite gases de efecto invernadero.
  • Es fácil de almacenar: Se puede guardar en tanques de hidrógeno durante un largo periodo de tiempo.
  • Versatilidad: Se puede transformar en electricidad o combustibles sintéticos. Al ser un elemento muy ligero, se puede transportar con facilidad.

Las principales desventajas que debemos tener en cuenta son:

  • Costes elevados: La energía proviene de fuentes renovables mediante el proceso de electrólisis, que es más cara de generar. Gracias a la reducción de costes de las energías renovables, su precio será más competitivo en el mercado con el paso del tiempo.
  • El gasto de energía es mayor: La producción de hidrógeno verde conlleva más gasto energético que el de otros combustibles.
  • Grandes inversiones: Hoy en día, se necesitan grandes inversiones para producir hidrógeno verde. Gracias al abaratamiento de costes de las energías renovables, la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) calcula que podría ser rentable a partir del año 2030.

El hidrógeno verde es el combustible del futuro, su impulso es fundamental para cumplir los compromisos climáticos fijados en el Acuerdo de París y lograr el objetivo de cero emisiones netas mundiales que demanda la emergencia climática.

Vídeo elaborado por cortesía de Canal Endesa.

 

Fuente: Redacción Ambientum