7 febrero, 2023 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

identificaciones más falsificadas

identificaciones más falsificadas

Estas son las 10 identificaciones más falsificadas en 2022

Durante el último año entre los 10 documentos más falsificados se encuentran los documentos de identidad vietnamitas y bangladesíes, así como los permisos de conducir estadounidenses

 

La falsificación es un acto delictivo en el que una persona falsifica o fabrica documentos u otros objetos con intención de engañar y obtener un beneficio.

La falsificación de documentos incluye:

1) la creación de un documento falso a partir de cero, o

2) la modificación deliberada de un documento auténtico para añadir, suprimir o modificar información, presentándolo al mismo tiempo como auténtico.

Los documentos falsificados pueden incluir la sustitución de fotos, la alteración de datos, el cambio de visados o números de identificación, etc.

Los tipos de falsificación más “populares” son:

  • Simulación a mano alzada. Cuando se copia la letra y/o la firma de una persona.
  • Falsificación calcada. Reproducción de la caligrafía y/o firma mediante papel carbón o calco, etc.
  • Manipulación digital. Alteración de un documento mediante photoshop y otros tipos de programas.

La difusión de los documentos electrónicos ha impulsado la falsificación mediante photoshop y deepfakes. La manipulación digital ha ido en aumento en los últimos años, pero la buena noticia es que existe una selección de soluciones de software para mantenerte a salvo.

Un documento falso es un documento fabricado (físico o electrónico) que falsea la identidad, la residencia, las finanzas o el empleo de una persona, o que falsea de otro modo la fuente, la autenticidad o la exactitud del documento.

Un documento falsificado puede ser:

  1. Un documento real (físico o electrónico) que contiene información alterada
  2. Un documento inexistente o fabricado.

Cuáles son los 10 documentos más falsificados

Más del 50% de todos los fraudes detectados en el mundo se atribuyen a 5 países:

  • Bangladesh
  • Pakistán
  • Vietnam
  • Nigeria
  • Estados Unidos

Los defraudadores falsifican documentos de determinados países en función de las lagunas existentes, los niveles de seguridad de los documentos y la frecuencia con que se producen fraudes en una jurisdicción determinada.

Por ejemplo, el documento de identidad electrónico de la India, el Aadhaar, puede imprimirse simplemente en papel. El documento apenas tiene elementos de seguridad, salvo un código QR. Pero si el sistema de verificación de una empresa no puede leer códigos QR, puede pasar por alto fácilmente un documento falsificado.

Las leyes de algunos países contienen vacíos que permiten a los delincuentes falsificar documentos sin sufrir consecuencias legales. Por ejemplo, el artículo 327 del Código Penal Ruso establece que la falsificación o fabricación de cualquier documento oficial para su uso o venta es ilegal.

En Europa, existe una estricta normativa de protección de datos llamada GDPR, y el 67% de los ciudadanos de la UE la conocen, pero la situación cambia drásticamente en otras partes del mundo. Solo la mitad de los 54 países de África han introducido leyes de protección de datos, lo que deja a innumerables africanos indefensos en caso de violación de datos.

En ausencia de normas adecuadas de protección de datos personales, los ciudadanos corren un mayor riesgo de filtrar su información personal a sitios web sospechosos que venden datos en la darkweb.

Sanciones por falsificación de documentos

La falsificación se considera delito en todos los países, pero las penas varían de un país a otro.

En Estados Unidos, por ejemplo, la falsificación se considera delito federal en todos los estados. El Código de los Estados Unidos define la falsificación como: “cualquiera que, con intención de defraudar, falsifique, falsifique o altere falsamente cualquier obligación u otro valor de los Estados Unidos es culpable de un delito federal”. La falsificación en este país se castiga con diferentes penas, dependiendo del estado, que incluyen hasta 5 años de prisión, una multa de hasta $25,000 dólares, libertad condicional y restitución (compensar a la víctima por el dinero o los bienes robados como resultado de la falsificación).

En el Reino Unido, según la Ley 1 de falsificación de 1981, el delito de falsificación se define como: “una persona es culpable de falsificación si hace un instrumento falso, con la intención de que él u otra persona lo utilice para inducir a alguien a aceptarlo como auténtico, y por razón de aceptarlo haga o deje de hacer algún acto en perjuicio propio o de cualquier otra persona”. Las penas incluyen multas, hasta diez años de prisión o ambas cosas, dependiendo del delito y de los tipos de documentos falsificados.

En Alemania, el delito de falsificación se define en el artículo 267 del Código Penal como “el que, con fines de engaño en el comercio legal, produzca un documento falso, falsifique un documento auténtico o utilice un documento falso o adulterado será castigado con pena de prisión de hasta cinco años o multa”. En Alemania, incluso el intento de falsificar un documento también es punible. El Código Penal alemán establece penas de prisión de hasta diez años, dependiendo de la gravedad del delito.

En México, de acuerdo con el Código Penal Federal Libro II, Título VIII, la falsificación de documentos se considera un delito cuando se cause algún perjuicio a la persona, al Estado o se intente obtener algún beneficio. La pena depende de qué documentos se trate y puede alcanzar de 6 meses a 7 años y medio de prisión; en el caso de documentos públicos va de 4 a 12 años.

Cómo protegerse

Es fundamental introducir un sistema fiable de control de documentos que compruebe los elementos de seguridad de los mismos y detecte indicios de edición gráfica. Dado que algunos documentos nacionales tienen pocos elementos de seguridad y otros puntos débiles, las empresas deben añadir capas adicionales de protección:

La puntuación del riesgo de comportamiento utiliza el análisis de la huella digital del dispositivo para rastrear direcciones IP y dominios de correo electrónico sospechosos, uso de VPN y desajustes de ubicación.

La búsqueda de duplicados y listas de bloqueo detecta a los solicitantes que intentan reutilizar datos pertenecientes a usuarios existentes. Esto detiene a los defraudadores al cotejarlos con bases de datos de personas prohibidas.

La biometría facial analiza los rasgos faciales de un solicitante para garantizar que el verdadero titular de los documentos se somete a la verificación.