2 diciembre, 2022 Español

Cadena Politica

Periódico Digital

Diputada de Morena propone “Ley Octavio Ocaña”

La diputada de Morena en el Congreso del Estado de México (Edomex), Luz María Hernández Bermúdez, presentó hoy 15 de noviembre la llamada Ley Octavio Ocaña para garantizar el “respeto a los muertos”.

Esta iniciativa de la Ley Octavio Ocaña busca reformar el artículo 227-bis del Código Penal del Edomex que trata sobre “los delitos contra el respeto al difunto y las infracciones a las leyes sobre inhumación y exhumación”.

La reforma se realiza en colaboración con el estudio de abogados Lex Pro Humanistas, que defiende el caso de Octavio Ocaña y cuenta con el visto bueno de miembros de la familia Pérez Ocaña.

Octavio Ocaña, actor que estaba por cumplir 23 años, fue asesinado en Cuautitlán Izcalli el 29 de octubre de 2021.

El caso de la muerte de Octavio Ocaña estuvo plagado de varias inconsistencias entre las que destacan:

  • Los policías municipales de Tránsito responsables de la muerte aseguraron que el joven se había pegado un tiro
  • Actuaron con excesiva violencia cuando no resistieron
  • Robaron pertenencias del joven actor de Vecinos
  • Manipularon la escena del crimen
  • Tomaron fotografías del cuerpo de Octavio Ocaña en la morgue

Además, en el caso se quebrantó el respeto al occiso ya que posteriormente se difundieron fotografías y videos de su cadáver cuando se encontraba bajo custodia de las autoridades del Servicio Médico Forense (Semefo).

Con esta iniciativa de la ley Octavio Ocaña se pretende seguir trabajando por la justicia en el caso a un año del asesinato. Y es que en el Edomex la multa por este delito es mucho menor que en otros estados del país, pues contempla tres años de prisión y entre 30 y 100 días multa.

También pretende ampliar las responsabilidades, ya que solo contempla la sanción de los servidores públicos de la seguridad pública y de la administración de justicia. La gente intenta subirlos, sin embargo, dos personas han sido arrestadas por filtrar sus fotos.

Según Lex Pro Humanitas, que atiende a víctimas de violaciones de derechos humanos, han demostrado que, contrariamente a lo que inicialmente se alegó, la herida que mató a Octavio Ocaña no pudo ser causada por el arma que portaba porque era de un de diferente calibre, por lo que se trató de un homicidio, además de que la balacera no se dio al interior de su camioneta. También afirma que Octavio Ocaña y sus acompañantes no detonaron ningún arma de fuego, como afirman los policías de tránsito locales.

Además, la policía de tránsito disparó contra su camión al menos tres veces y sin justificación. Los abogados denuncian y verifican que sus acompañantes fueron golpeados sin resistirse al arresto.

Y que Octavio Ocaña no cometió ninguna infracción de tránsito o delito que ameritara su detención. Como parte de las irregularidades también pudieron comprobar que la escena del crimen fue alterada dentro de la competencia de las autoridades, no hubo cadena de custodia, los servicios periciales llegaron 5 horas después.

Además, circularon videos y fotos de su cadáver, sus bienes de valor fueron sustraídos, por lo que se volaron todos los protocolos de actuación.